porque las lombrices de tierra son beneficiosas para la agricultura

Fomentan la utilización de lombrices para aceptar a los pequeños labradores del país progresar la fertilidad del suelo y acrecentar el desempeño de los cultivos.

las lombrices de tierra comen desechos orgánicos, y las heces mucho más poderosos que el compuesto ordinario se emplean para prosperar la fertilidad del suelo, según Ephraim Whingiri, el directivo ejecutivo de Zim Earthworm Farms (ZEF).

Granja de vermes

A nivel usuario tenemos la posibilidad de realizar nuestro vivero de vermes en el hogar, necesitaremos un envase del tamaño que deseamos, lo perforaremos en la base (fundamental ya que en los vermes no les agrada la tierra mojada). Introduciremos la tierra y unos cuantos ocasiones a la semana vamos a ir agregando materia orgánica derivada de nuestra basura (restos de comida, cartón sin tintas).

Es recomendable regar la tierra, pero no es requisito abusar del agua. Asimismo es requisito eliminar la tierra para oxigenarla unos días por semana. El agua que se vuelca bajo el envase lleva por nombre «té de verme», un fertilizante increíble.

Indicadores biológicos de calidad de suelos

Los vermes cumplen un papel primordial en el avance y sostenimiento de las funcionalidades ecosistémica del suelo. Excavan galerías subterráneas. Ingieren partículas de suelo y asimilan restos orgánicos. Remueven, airean y enriquecen la tierra. Y asisten a que se sostenga fértil con la evacuación de sus desechos nitrogenados.

El aparato local de trabajo estudia las ventajas que los vermes tienen para la agricultura en la región pampejana. Estos científicos se ocupan de estudiar la biología y ecología de los organismos del suelo, entre ellos los vermes de la tierra. Hacen una descriptiva clasificación desde estimar cuestiones morfológicas internas y ajenas, puntos filogenéticos, biogeográficos y ecológicos.

Hermosas Reservas de los Desiertos

No obstante, si preguntamos a algún sultán sobre la relevancia del desierto, indudablemente nos charlará de las increibles riquezas que entre las arenas se ocultan. Desde piedras hermosas como la Malaquita, el Granate y el Ópalo, hasta los profundos y extensos yacimientos de gas y petróleo, los minerales que conforman las arenas de los desiertos, hallan entre los cambios extremos de estos entornos, la oportunidad de mezclarlos se entre sí, para ofrecer como resultado una increíble pluralidad de desenlaces a los que el humano ha conocido de qué forma sacarle beneficio, bien sea por el valor económico que le asigna o por la tecnología que consiguió desarrollar con ellos.

En este sentido, los desiertos brindan tal contribución económica a la raza humana, que técnicamente podría decirse que durante más de un siglo fueron la fuente del avance humano, merced al petróleo extraído del dessértico subsuelo.

Deja un comentario