paises actuales donde surgieron la agricultura y la ganaderia

Quito, 09 de septiembre de 2019.- Desde primeras horas del día, una cantidad enorme de labradores van a trabajar al campo ecuatoriano. Unos asisten a sus cultivos de papas, maíz, habas; otros van hacia sus terrenos donde siembran frutales, verduras, hortalizas, mientras que otros andan presurosos en las plantaciones de cacao, banano, café, pitahaya, entre otros muchos.

Los labradores son tan precisos para la población como el agua o el sol. Son los que proveen cada día artículos de calidad para una alimentación sana, pero asimismo cultivan artículos que se usa para la exportación, y por consiguiente son fuente de ingreso de percibes para la economía ecuatoriana.

LA AGRICULTURA AL FEUDALISMO

La economía medieval puede dividirse en 2 periodos económicos. Uno que entiende los siglos V al XI, donde suceden las invasiones de los salvajes, la caída y extinción de la vieja economía y la fragmentación económica del feudalismo, entonces en su plenitud. El trueque comercial, en el momento en que sucede, tiene rincón en la ciudad, siendo extraños los intercambios completados fuera de los dominios del feudo. El otro periodo se prolonga desde el siglo XI al XIV, lo que representa una etapa de desarrollo comercial. Desde el siglo XI, tras una época decadente, resurgieron los intercambios y el comercio. Además, los oficios especialistas se expanden, la división del trabajo incrementa la producción, el mercado se amplía.

A lo largo del periodo medieval, la Iglesia Católica tuvo una predominación importante en la vida y las ideas de toda la población. A nivel de las ideas económicas, esta ciencia procurará en la religión cristiana la concepción ética de la moderación, que influirá bastante en los juicios sobre el beneficio y la propiedad.

Desde las estepas áridas de Palmira hasta las montañas del Zagros

El presente emprendimiento de investigación forma la continuación de una tarea de investigación con una tradición de sobra de 30 años de proyectos de excavación y estudio arqueológico de yacimientos neolíticos de Oriente Próximo, en el momento en que en 1987 se inició el estudio y la excavación de Umm el Tlel, cerca de la ciudad de Palmira (Siria). En ese instante el saber del desarrollo de neolitización en las ubicaciones áridas era una incógnita total y nuestra contribución como causantes del análisis del yacimiento en el Kowm, un pequeño yacimiento ubicado en un oasis entre Palmira y Raqqa, dejó saber las peculiaridades de los últimos conjuntos de cazadores-colectores, el vacío poblacional a lo largo del periodo revolucionario en la etapa de la agricultura principiante y la reocupación del oasis en el VI milenio. Este yacimiento mostró una atrayente dualidad social y económica de los conjuntos de campesinos en pueblos equilibrados, como el que patentizó el yacimiento de Umm el Tlel y otros en campamentos seminómadas con una actividad económica centrada en el pastoralismo.

La construcción de los embalses de Tchrine, en el valle medio del río Éufrates de Siria, cerca de Membij, dejó el comienzo a inicios de los años 90 del siglo XX la excavación y el estudio de múltiples asentamientos arqueológicos entre aquéllos que resalta el de tell Halula. Las excavaciones equilibrados a lo largo de mucho más de 20 años dejaron detallar la evolución histórico-arqueológica de un poblado habitado entre 7800-5300 antes de nuestra era. 2 largos milenios de historia de un poblado de los primeros labradores, con un principiante sedentarismo y con un considerable avance de técnicas arquitectónicas, socias a viviendas complicadas y de múltiples habitaciones, que hacen más fácil la separación de las ocupaciones productivas y residenciales. Pero asimismo se ha podido estudiar la consolidación de la agricultura con el cultivo de cereales y leguminosas, el origen y el avance arcaico de las prácticas ganaderas con el desarrollo de domesticación de las especies que todavía el día de hoy forman la primordial fuente de proteínas ( suites, bóvidos) y ovicaprinos) de todo el Mediterráneo. Todo lo mencionado en el contexto de transformaciones tecnológicas, culturales y sociales en las que se aprecia los rastros de la principiante distinción sociales entre las distintas entidades, socioeconómicas. Es por medio de los elementos materiales preservados (casa, sepulturas, moblajes, etcétera.) que tienen la posibilidad de identificarse entidades familiares, con la constatación de su capacitación por vez primera en la historia, que proceden de las construcciones tribales precedentes.

¿Cuál fue la causa de este colapso? ¿Su encontronazo ambiental? ¿Enfrentamientos sociales? ¿Incapacidad para dar de comer a una población tan abundante?

Futuros trabajos en la región alta del yacimiento, donde se encuentra las fases finales de ocupación, dejarán emprender estas cuestiones.

El emprendimiento está comandado por estudiosos del CSIC, la Facultad Pontificia de Salamanca y la Facultad de Cantabria. La excavación, extracción y restauración de los suelos fueron financiadas por los Ministerios de Ciencia, Innovación y Universidades, el Ministerio de Cultura y Deporte y las Fundaciones Gerda Henkel y Palarq.

Deja un comentario