la agricultura y la ganaderia en la sociedad romana

La agricultura romana fue ejemplar con en comparación con orden y la técnica, si bien no fue renovadora en lo que se refiere a artículos cultivados. En su empeño conquistador, los romanos optimizaban cultivos que otros pueblos habían introducido exitosamente en los territorios conquistados, lo que supuso, adjuntado con la novedosa organización, un éxito desarrollandose agrícola. Los labradores eran el núcleo de la sociedad de la Vieja Roma y por su localización geográfica los primordiales cultivos eran el cereal (más que nada el trigo) y las leguminosas.

3.2. La República (509-27 a.C.).

En el momento en que el poder de etruria se desgastó, los romanos expulsaron al último rey etrusco Tarquini el Soberbi. Iniciándose desde ese instante una exclusiva forma de gobierno, la República, que englobaría desde el 509 a. hasta el 27 a. Esta novedosa forma política se caracterizó por:

  • Los ciudadanos escogían a sus mandatarios cuyos cargos dejaron de ser hereditarios.
  • El poder del Estado se repartía entre:
    • Las reuniones populares (Comicios) estaban formadas por todos y cada uno de los ciudadanos que escogían a los jueces y votaban las leyes.
    • Los jueces que ejercitaban cargos políticos en distintas áreas (administración, justicia, censos, ejército, etcétera.) eran seleccionados anualmente.
    • El Senado, que era una reunión formada por viejos jueces (miembros del senado). Su función era consultiva pero en la práctica dirigían la República. Atendían de la política exterior, de los temas militares, religiosos, legislativos y judiciales.

Evolución de la agricultura en el Imperio de roma

A lo largo de los primeros años de historia de el imperio, los campesinos tenían la tierra en usufructo. Estas tierras, llamadas heredium, contaban con una extensión aproximada de 5400 m2 y se completaban con otras infraestructuras como la vivienda, las cuadras o las tierras de pasto. La riqueza de los primeros campesinos romanos se medía en rebaños. Se trataba, por consiguiente, de pequeños modelos de explotación familiar con un poco nivel de tecnificación, aplicados primordialmente al cultivo de cereales y leguminosas y cuyo excedente acostumbraba a venderse en las ciudades.

Con el pasar de los años la expansión del Imperio de roma provocó modificaciones en este sistema. Los campesinos se vieron sometidos a servicios militares poco a poco más largos y campañas bélicas mucho más usuales. La consecuencia fue la aparición de un nuevo modelo agrícola en el que el trabajo físico era efectuado por esclavos y extranjeros. De a poco, la aristocracia comenzó a atesorar tierras y los primeros latifundios agrícolas triunfaron peso conforme Roma expandía su área de predominación. Nace de esta manera un sistema de corte feudalista que hace una progresiva ruralización por la que las villas del imperio se muestran como construcciones independientes ajeno de las ciudades. Este modelo va a ser dominante y subsistirá aun a la caída de Roma.

Deja un comentario