jose miguel mulet ideas del texto sobre la agricultura

José Miguel Mulet sigue en su faceta de divulgador con la publicación de Ecologismo real. Es el octavo libro de una trayectoria que comenzó en 2011 con Los artículos naturales, ¡vaya estafa! y continuó con títulos como Medicina sin engaños o Transgénicos sin temor. Mulet es catedrático de Biotecnología en la Facultad Politécnica de Valencia y también estudioso del Centro de Biología Molecular y Celular de Plantas, donde trabaja en el avance de plantas tolerantes a la sequía o frío.

El subtítulo del libro: «Todo cuanto la ciencia afirma que puedes realizar para preservar el mundo y los ecologistas no te afirmarán jamás», es ya una declaración de pretenciones donde el creador no oculta la suya escasa simpatía hacia algunos conjuntos ecologistas. A Mulet, que participó en debates sobre organismos transgénicos, le quedó una pobre opinión sobre varios de los ecologistas con los que ha polemizado, como se puede revisar en su blog Tomates con Gens.

“Escribo libros. Modificar plantas. Dirijo proposición”. La manera en que se muestra a sí mismo el divulgador científico José Miguel Mulet, catedrático de la Facultad Politécnica de Valencia (UPV) y también estudioso en el Centro de Biología Molecular y Celular de Plantas (UPV-CSIC), sirve como declaración de pretenciones. Sus medites, no exentas de polémica, son asimismo las mucho más respetadas. Con ocasión del mes en el que se festeja el Día Mundial de la Biotecnología (16 de junio), le hemos planteado que nos asista a tomar el pulso a esta ciencia. De esta manera lo ve él:

¿Qué son los alimentos ecológicos?

Para el cliente medio, el término ecológico representa una señal de calidad y un valor añadido. La multitud frecuenta asociar la palabra ecológico con alimentos producidos sin químicos o pesticidas, mucho más saludables y respetuosos con el medioambiente. Técnicamente, los términos orgánico, bio o ecológico definen los alimentos que se han producido según la normativa del país o zona en temas de producción ecológica; una administración oficial certifica este suceso y deja que utilicen la denominación y el logo oficial. Una reciente encuesta entre 455 usuarios españoles de alimentos ecológicos concluyó que las primordiales causas que les hacían obtener artículos ecológicos eran las ventajas para la salud, eludir restos de los pesticidas y las ventajas medioambientales (GfK Emer Ad Hoc Research, 2011). El hecho es que ninguna de estas suposiciones de los usuarios halla acompañamiento en la evidencia a nivel científico. Múltiples estudios demostraron que la calidad sobre nutrición de los alimentos ecológicos y la de los comúnes es afín. Un estudio nuevo de Barańsky et al. (2014) señala que el valor sobre nutrición de la comida ecológica podría ser mayor merced a una mayor proporción de antioxidantes y menor de restos de cadmio; no obstante, los criterios de inclusión de los autores eran amplísimos y dejaban cotejar cultivos producidos bajo factores muy diferentes. En verdad, antioxidante es una clasificación general que consigue moléculas muy diferentes con distintas características alimenticias y efectos dispares en la salud. Además de esto, según los datos de Barańsky et al. (2014), el contenido en proteínas y aminoácidos fundamentales era inferior a los alimentos ecológicos en comparación con los comúnes (Mulet, 2014).

<p id="caption-attachment-69411" Logo del Departamento de Agricultura estadounidense (arriba) y el de la Unión Europea (abajo) que certifican que un alimento fué elaborado según con la normativa de producción ecológica vigente.

Deja un comentario