innovaciones tecnicas en la agricultura ya partir del siglo xi

El análisis de la agricultura desde la mirada económica en el periodo heleno debe comprenderse según los factores filosóficos que orientaron el orden económico de la temporada: I – Predominio general sobre lo especial, es esto es, el confort individual subordinado al confort colectivo; II – Igualdad ética, en este sentido el Estado heleno ideal estaría conformado por un cierto número permanente de pobladores, lo que facilitaría la preservación del orden popular; y III – desprecio por la riqueza, con lo que el aspecto fundamental del humano es su alma, seguido del precaución del cuerpo y, finalmente, la riqueza.

El pensamiento filosófico en Grecia influirá en buena medida en las críticas económicas que brotaron en ese instante. La corriente individualista que enfrenta las causas del Estado y las del sujeto critica el desprecio por la riqueza y también comienza la rehabilitación de la actividad laboral. Otra vertiente individualista, cuya primordial exponente fue Aristóteles, critica el comunismo de Platón. No obstante, aun en conflicto con Platón, en lo que se refiere a la manera de organización popular protegida por este pensador, Aristóteles se aproxima con relación a el desprecio por la propiedad privada y la independencia individual. Esta visión de la economía ofrece un control demográfico para sostener el predominio del Estado sobre el sujeto. Aparte de estas 2 visiones de la economía mentadas, se encontraba la corriente socialista que tenía a Platón como su primordial formulador. Aboga por la estructuración de un estado ideal, donde impere la justicia y el ciudadano dedique el máximo tiempo a la actividad política ahora los estudios de filosofía. De este modo, los matices económicos tienen que limitarse al mínimo preciso. El trabajo manual no está incluido en esa composición socialista, los mercaderes y artesanos son ignorados y el agricultor es importante para el sistema.

Los romanos fueron renovadores en el avance de técnicas agrícolas.

Las referencias las han tomado primordialmente de los modelos propuestos por los sumerios. Con ellos se ingresó en la agricultura el arado de roma, lanzada por bueyes, las prensas de aceite, el regadío (molinos para el bombeo de agua), el drenaje de tierras, el abonado, el barbecho o la rotación de cultivos. Los primordiales cultivos eran los cereales como el trigo, el olivo, el viñedo y las leguminosas. Escena de recolección en la temporada romana

  1. El arado sobre ruedas en oposición al arado de roma: este dejaba abrir surcos al unísono que eliminar la tierra.
  2. Reemplazar el toro por el caballo para labrar los campos: dejaba trabajar mucho más veloz y orear mejor el suelo.
  3. La rotación trienal, que consistía en cambiar los cultivos en tres parcelas distintas: 2 con cultivo de cereal o leguminosas y el otro en barbecho, en rotación a lo largo de tres años. De esta forma se incrementó la eficacia y diversificación de los terrenos.

Deja un comentario