influencia de las fases de la luna en la agricultura

Galileo Galileo fue el primero en ver la Luna mediante un telescopio, lo que fue bastante para desmitificar su presencia, puesto que anteriormente en múltiples civilizaciones era considerada como una diosa. La Luna es el astro mucho más grande y refulgente que se puede ver tras el Sol y el cuerpo celeste mucho más próximo al mundo Tierra.

Tal como la Tierra se desplaza cerca del Sol, la Luna se desplaza cerca de la Tierra. Una vuelta de traslación completa dura precisamente 27 días y 8 horas. Los fenómenos que tienen relación con la predominación de la Luna en la tierra son: las mareas (pleamar y bajamar), los eclipses (de Sol y de Luna respectivamente) y sus fases lunares (Luna novedosa, Cuarto creciente, Luna llena y Cámara menguante).

A lo largo de esta etapa, nuestra luna se oculta tras el Sol, reduciendo sensiblemente los rayos que esta refleja.

Los labradores mucho más expertos piensan esta etapa como un período de reposo de los cultivos, en tanto que el desarrollo de las raíces y hojas es casi nulo. Pero esto no significa que sea una mala etapa para nuestros cultivos, ya que es el instante idóneo para los trasplantes o cuidado de jardines, a lo largo de esta etapa nuestras plantas no padecerán trastornos o daños por agobio y se adaptarán mucho más de manera fácil a su ambiente.

Cuarto creciente

Particularmente en cuarto creciente la luna es afín a la letra D, en este tiempo la savia se posiciona única en la parte aérea y, en esencia, este estado favorece la poda en los árboles que se desea conseguir mucho más desempeño, en las hortalizas que se ingieren en la parte aérea y no se le da relevancia al espigado provocado por el calor.

plantas

Son 4 las fases primordiales que muestra la luna, y es dependiente el avance de la vegetación, por ejemplo influencias directas de la luna sobre nuestro mundo.

Cámara creciente

La Luna empieza a hacerse aparente a lo largo de esta segunda etapa. El incremento de luz reflejada influye en mayor medida sobre las plantas y la savia empieza a subir desde las raíces. Al tiempo se generan un mayor movimiento de agua en el suelo que estimula la absorción por la parte de los cultivos. A lo largo del tiempo que dura esta etapa, las plantas experimentan un avance muy equilibrado entre raíces y parte de arriba.

La siembra de flores y hortalizas de hoja, el cultivo en terrenos areniscos, la poda de árboles enfermos o la realización de injertos son ciertas tareas favoreces a lo largo de la Cámara creciente.

Cuarto creciente

La disponibilidad de luz lunar va en incremento y las plantas tienen un desarrollo balanceado, favoreciendo el desarrollo de follaje y raíz.

En este periodo en el suelo se generan enormes movimientos de agua que afectan a su disponibilidad para las raíces. Ya que hay mucho más disponibilidad de agua en el suelo, las semillas van a tener la posibilidad de absorber agua mucho más de forma rápida y germinar en el tiempo pensado, siempre y cuando las condiciones climáticas y del suelo sean convenientes.

Deja un comentario