india grupos ecologistas imagenes de activistas por la agricultura

Ponencia en la Cámara de Representantes de Puerto Rico, 6 de junio 2014 La iniciativa de la organización Casa Poble llamada Bosque Modelo es un esperanzador rayo de luz, es una ocasión de oro para llevar a cabo el sueño de un avance realmente sustentable, armonizando ecología y economía. Podemos encontrar especialmente positivo que esta idea busca establecer modelos de agricultura sustentable y ecológicamente sana y que sus terrenos van a ser región libre de cultivos transgénicos. No obstante, nos preocupa en buena medida que nuestra asesora de agricultura Myrna Comas expresó reservas sobre la agricultura sustentable y la prohibición o restricción a la siembra de cultivos transgénicos en el Bosque. Nosotros en el movimiento agroecologista abogamos por la agricultura ecológica a pequeña escala como contestación a los desafíos de la seguridad alimenticia, las crisis económica y energética, y el cambio climático. Los contrincantes de esta novedosa agricultura de avanzada, que tienen dentro burócratas del Departamento de Agricultura, aducen que esta no puede dar de comer al planeta, puesto que en teoría es ineficiente, impractica y que no es mucho más que un ideal romántico, no apto por a estos momentos modernos, a quienes se procuran urgentemente resoluciones al inconveniente urgente de nuestra inseguridad alimenticia. Pero quienes dicen esto están sencillamente equivocados. Se deberían educar y llevar a cabo lecturas sobre el tema, y ​​tengo ciertas que puedo sugerir. Primeramente, un informe meticuloso anunciado la semana anterior por GRAIN, una organización en todo el mundo no lucrativo con origen en Barcelona, ​​que establece que la agricultura campesina nutre a la mayoría de la población del mundo, y que apoyarla y expandirla es importante para batallar el apetito (1). El Programa Ambiental de ONU, la Organización de Agricultura y Alimentos de la ONU y el Relator Particular de la ONU sobre el Derecho a la Nutrición, Olivier de Schutter, estiman que los pequeños labradores generan hasta el 80% de la comida de todo el mundo. En un reciente informe, el Relator concluye que la producción mundial de alimentos puede ser duplicada en una década si se implantan políticas que favorezcan a los pequeños productores. Tras una masiva revisión de las indagaciones científicas publicadas, De Schutter halló que las ideas agroecológicas de los pequeños labradores ahora han producido un incremento medio en desempeños de 80% en 57 países no industrializados, con un incremento medio de 116% entre todas y cada una de las ideas africanas estudiadas. Proyectos recientes completados en 20 países africanos duplicaron desempeños de cultivos en tres a diez años. Del informe de GRAIN se desprenden múltiples conclusiones: 1) la vasta mayoría de quienes dan alimentos son productores de pequeña escala; 2) las campesinas y campesinos están recluídos a una cuarta parte de la tierra agrícola global; 3) las parcelas campesinas son en la mayoría de los casos mucho más productivas que las considerables huertas industriales y 4) la mayor parte de los campesinos son de todos modos, campesinas. (2) “Los campesinos en un pequeño espacio generan, crían y recogen una enorme variedad de cultivos, plantas, frutos, animales, que significan un mayor volumen de alimentos por área. Pero aun sin tomar en consideración esto, en numerosos países los campesinos generan la mayoría de las hortalizas, ciertos granos, leche y animales familiares. GRAIN calculó que si todos y cada uno de los productores de Kenia tuviesen la eficacia de sus campesinos, el país duplicaría su producción agrícola. En Centroamérica, exactamente la misma ecuación triplicaría la producción.” Los pequeños labradores alcanzan esta producción y incrementos en desempeños bajo condiciones increíblemente desfavorables. “Las campesinas y campesinos de todo el mundo no solo nutren a la mayor parte de la población; además de esto lo hacen con menos de una cuarta parte de toda la tierra agrícola del mundo”, según Silvia Ribeiro, del Conjunto ETC, organización en todo el mundo no lucrativo con origen en Canadá. «Si se retiran de la estadística mundial en China y también India, la media global es que proveen el alimento de sobra de 70 por ciento de la población mundial, con solo 17 por ciento de la tierra.» Por consiguiente, quien afirme que la pequeña agricultura campesina sustentable genera menos, está mal. En lo que se refiere a los transgénicos, he investigado esta problemática ya hace 20 años, en el momento en que hacía mi maestría en ecología popular en Goddard College, en el estado de Vermont, EE.UU. Sobre esto me limitaré a la documentación mucho más novedosa. Hay múltiples reportes recientes, con extensas referencias científicas, que echan al suelo los presuntos provecho de los cultivos biotecnológicos genéticamente editados. Lea la edición nueva del informe científico de la organización europea Earth Open Source, que se titula “GMO Myths and Truths”, publicada el mes pasado (3). Resumiendo, afirma que la investigación científica y la experiencia de la agricultura en el planeta real revela que los cultivos transgénicos no han cumplido sus promesas. No han incrementado desempeños ni han achicado substancialmente los insumos químicos tóxicos. Le han anunciado a los labradores no resoluciones sino más bien nuevos inconvenientes, introduciendo supermalezas resistentes a herbicida y superplagas resistentes a la toxina transgénica insecticida Bt. Los cultivos transgénicos no son más dependientes de fertilizantes artificiales que algún otro cultivo no transgénico sembrado con agroquímicos comúnes. No, no son tan sanos y también inocuos para consumo como los comúnes. Y además de esto, los transgénicos no dan solución a los mayores desafíos de nuestro tiempo: el cambio climático, la crisis energética, y el apetito en el planeta. Lean además de esto un informe anunciado hace un mes por el conjunto ecologista Amics de la Terra En todo el mundo, que se titula “¿Quién se favorece con los cultivos transgénicos? Una industria establecida en mitos.” (4) Amigos de la Tierra En todo el mundo es una federación de organizaciones ecologistas de base, con mucho más de 2 millones de integrantes y ayudantes en el mundo entero, que fomenta resoluciones que contribuyan a hacer sociedades ambientalmente sostenibles y socialmente justas. “La experiencia de producción de cultivos transgénicos en las últimas 2 décadas en Norteamérica y Sudamérica revela que hay un mayor empleo de agrotóxicos gracias a la resistencia de malas yerbas y también insectos; los cultivos transgénicos con tolerancia a herbicidas y resistentes a plagas de insectos (Bt) no representan una solución eficiente en oposición al inconveniente de las plagas en la agricultura.” Otra referencia importante es un informe de GRAIN anunciado el año pasado, que se titula “Transgénicos: ¿20 años nutriendo o engañando al planeta?” (5). Cito del archivo: “Persisten los mitos y medran las patrañas, vivamente alimentadas por la industria, sobre los presuntos provecho de los cultivos transgénicos. Estos engaños tienen la posibilidad de resumirse en cinco: que alimentarán al planeta, que generan mucho más, que suprimirán la utilización de los agroquímicos, que cohabitan de forma armoniosa con otros cultivos y que son completamente seguros para el medioambiente y la salud. Desarmar el engaño es simple, solo hablamos de echar una observación, desapasionada y objetiva, a eso que enserio pasa en el campo, con datos de nuestra industria. La conclusión, tras veinte años de siembra transgénica comercial, es clara: ninguna de las promesas se está cumpliendo, mucho más bien todo lo opuesto.” Cabe añadir que la presunta aceptación de las semillas transgénicas por la parte de los labradores de todo el mundo no es mucho más que una ficción promocional (6). Las cantidades del pasado año detallan que en todo el mundo hay 18 millones de labradores en 27 países que generan cultivos transgénicos. Suena como máximo, pero esta cantidad representa menos del 1% de los campesinos de todo el mundo. 92% de los cultivos transgénicos están en solo seis países. El 88% de las tierras arables de todo el mundo prosiguen siendo libres de transgénicos. Otra patraña promocional de la industria de biotecnología es el pretendido consenso científico en busca de los transgénicos. El año pasado la organización científica europea ENSSER emitió una declaración sobre el tema, estableciendo categóricamente, con referencias científicas, que NO existe consenso científico cerca de la inocuidad de los artículos transgénicos. Citemos: Como científicos, médicos, académicos y especialistas en disciplinas importantes para la evaluación de los puntos científicos, legales, sociales y de seguridad de los organismos genéticamente editados (OGMs), rechazamos enérgicamente las declaraciones fabricadas por esos que desarrollan las semillas GM y ciertos científicos, comentaristas y cronistas que concluyen la presencia de un “consenso científico” sobre la seguridad de los OGMs, y que el enfrentamiento sobre esto está “cerrado”. Pensamos que urge desmentir estas declaraciones por el hecho de que el pretendido consenso sobre la seguridad de los OGMs no existe. Asegurar lo opuesto es engañoso y no representa apropiadamente ni la evidencia a nivel científico de hoy ni la extensa variedad de críticas entre los científicos sobre esta materia. Además de esto, estas afirmaciones promueven un tiempo de complacencia que puede conducir a una carencia de rigor y de la precaución precisa en el campo regulatorio y científico, probablemente poniendo en riesgo la salud de la gente, los animales y el medioambiente. (7) Para diciembre la declaración fué firmada por 297 científicos reconocidos. Sí hay elecciones. Sí que hay otras maneras de llevar a cabo las cosas. Cerca del planeta, activistas, labradores, científicos, instructores, campesinos, pueblos indígenas, pescadores artesanales, pastores, cooperativistas, curadoras de semillas, amas de sus casas, usuarios conscientes, y gente común y corriente de todas y cada una de las profesiones y caminos de la vida prueban con su activismo, investigación estricta y trabajo coherente de que otra agricultura es viable. Sus múltiples proposiciones se agrupan cerca de la joven ciencia de la agroecología, que da respuestas originales frente a las crisis globales alimenticia, económica, energética y ambiental. De esto tienen la posibilidad de charlar mejor que yo los integrantes de la Organización Boricuà de Agricultura Eco-Orgánica, el Frente de Salve Agrícola, la Cooperativa Orgánica Madre Tierra y la Sociedad Científica Agroecológica Sudamericana – capítulo de Puerto Rico. 1) GRAIN “Hungry for land: pésimos farmers feed the world with less than en cuartel de all farmland” 28 de mayo 2014. http://www.grain.org/article/entries/4929-hungry-for-land-small -farmeros-feed-the-world-with-less-than-a-quarter-of-all-farmland 2) Silvia Ribeiro. «A Desalambrar». La Día, 31 de mayo 2014. http://www.biodiversidadla.org/Primordial/Partes/Documentos/A_desalambrar 3) Earth Open Source “GMO MYTHS AND TRUTHS REPORT: GM mayo 2014. http://earthopensource.org/index .php/reports/gmo-myths-and-truths 4) Amigos de la Tierra En todo el mundo “¿Quién se favorece con los cultivos transgénicos? Una industria establecida en mitos” 2014. http://www.biodiversidadla.org/Portada_Principal/Documentos/Quien_se_beneficia_con_los_cultivos_transgenicos_Una_industria_fundada_en_mitos 5) GRAIN “Transgénicos: ¿20 años nutriendo o engañando al planeta? ” diez de abril 2013. http://www.grain.org/es/article/entries/4686-transgenicos-20-anos-nutriendo-o-enganando-al-planeta 6) Amigos de la Tierra En todo el mundo. 7) “No hay consenso científico sobre la seguridad de los OMGs” 2013 http://www.biodiversidadla.org/Primordial/Seccions/Documentos/No_hay_consenso_cientifico_sobre_la_seguridad_de_los_OMGs

Deja un comentario