hubo adelantos tecnológicos en la agricultura en el siglo xviii

La tecnología siempre y en todo momento fue el elemento desencadenante de todas y cada una de las revoluciones industriales que tuvieron rincón en los últimos siglos. Los historiadores llamaron Revolución Industrial a los procesos que llevaron, desde el siglo XVIII, a la substitución de herramientas artesanales por máquinas, y la utilización de la energía humana por energía motriz, que convirtió para toda la vida los medios de producción industrial y de transporte, provocando también cambios en las relaciones laborales, afianzando el desarrollo de capacitación del capitalismo.

La máquina de vapor, construida por la lengua inglesa Thomas Newcomen en 1712 y perfeccionada en los motores por James Watt en 1765, fue la tecnología impulsora de la Primera Revolución Industrial, mecanizando y incrementando la eficacia en el desarrollo fabril de temporada. Esta tecnología, usando el carbón como comburente, dejó la creación de la locomotora y de los trenes, que se edificaron en toda Europa desde la década de 1830. A lo largo de este periodo, el dominio de la tierra dio paso al dominio industrial, poniendo a Inglaterra como la enorme capacidad mundial del siglo XIX.

Agricultura capaz: las TIC solicitan paso al campo agrícola

La llamada agricultura capaz abarca una extensa selección de resoluciones que incluye, por poner un ejemplo:

  • Sistemas de hardware, que reúnen al unísono sistemas de control y automatización, sistemas para la navegación, sensórica o agricultura en interiores.
  • Programa, como apps móviles inteligentes (orientadas a asesorar, conformar o asistir en la administración agrícola) o servicios en la nube alcanzables por medio de suscripción.
  • Servicios, área que entiende las ocupaciones similares con la instalación de gadgets tecnológicos o su cuidado, las trabajos de asesoría o los servicios financieros.

Programa agrícola. La clave de la agricultura de precisión

Son miles las explotaciones agrícolas que usan diversos tipos de programa para prosperar su administración. Estas apps digitales hacen mucho más cómoda la vida de los campesinos.

Cada día brotan nuevos géneros de programa, mucho más veloces y precisos que asisten a hacer de manera automática las tareas agrícolas, realizando mucho más eficaz tanto los procesos de producción como los administrativos. Las apps son gigantes, sistemas de medida GPS capaces de registrar el lote y calcular su área tal como la proporción de insumos que se requiere para una cierta región, información meteorológica, alarmas por medio de teléfonos capaces que informan cuándo llegó el instante de la recolección, administración de riegos, prevención de pérdidas, control de plagas, rotación de cultivos, etcétera.

Deja un comentario