historico de precios de tierras agrícolas ministerio de agricultura

12/diez/2022. De esta manera lo recopila la Encuesta de Costes de la Tierra del Ministerio de Agricultura, Pesca y Nutrición. Es el género de suelo de cultivo que mucho más subió, seguido por el de frutales de secano de tiempo subtropical (5,2%); uva para mesa y pasas en secano (5,2%) y aceituna de mesa en regadío (3,9%).

Hortoinfo.- El valor de la hectárea dedicada al cultivo de hortalizas en invernadero es el que mucho más subió el año pasado de entre todos los modelos de tierras de cultivo, situándose en los 216.085 euros por hectárea, según puede comprobarse en la Encuesta de Costos de la Tierra del Ministerio de Agricultura, Pesca y Nutrición.

Suelos agrícolas

En España, según el último Informe De forma anual de Indicadores: Agricultura, Pesca, Nutrición y Medio Ámbito, referente a 2017, el 25,6% de la extensión de la tierra está ocupada por bosques; el 21,3% por tierras de cultivo; el 16,9% por matorral; el 19% por pastos; el 9,5% por suelo desvisto –sin una cubierta vegetal dominante–; y el 3,4% sobrante por superficies edificadas, rutas o trenes. De las tierras agrícolas cerca del 70% forma parte a personas físicas; el 7,43% en entidades públicas; el 11,14% en sociedades mercantiles; el 2,61% en sociedades cooperativas; y el resto está registrado con otras condiciones jurídicas.

Entre 1999 y 2009, en la década donde se efectuó el último censo agrario, el número de explotaciones pasó de prácticamente 1,3 millones a menos del millón – 989.796–. O sea, se redujo un 23,2%, semejante a 82 explotaciones del día a día. La área agrícola útil asimismo ha disminuido: un 9,2% (2,4 millones de hectáreas), debido más que nada al abandono de las explotaciones y los cambios en la utilización del suelo, que tienen la posibilidad de tener diferentes orígenes, como el avance a urbanísticos y la recalificación. No obstante, paralelamente, el promedio del tamaño de las explotaciones ha incrementado un 18% y, además de esto, el aumento se ha concentrado entre las explotaciones de tamaño medio-grande. Por consiguiente, sigue, como históricamente, una enorme desigualdad en lo que se refiere a la tenencia de tierras: medianas y enormes fincas concentran mucha área en menoscabo de la pequeña agricultura. Además de esto, hay una mayor presencia de sociedades mercantiles en el campo, más que nada en el tramo de las medianas y enormes explotaciones. Todos estos datos están extraídos del estudio Composición de la propiedad de tierras en España. Concentración y acaparamiento, de Carles Soler y Fernando Fernández, editado por Fundación MundubatyRevista Soberanía Alimenticia, Biodiversidad y Etnias.

Deja un comentario