gengis kan cambio climatico mas bosques menos pastos y agricultura

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA HISTORIA. ENEMIGO Y ALIADO. Síntesis divulgativa

DANIEL RUBIO RUIZ, instructor-tutor de Historia Económica de la UNED-Cervera. Historiadores de Cataluña. Divulgador histórico

El cambio climático en la Historia: «Transicional De roma Tardío (150 – 450 dC)»

Una exclusiva etapa climática va a acompañar a estos hechos. Había finalizado el Perfecto Climático De roma. El frío, años de sequía y singularmente la variabilidad atmosférica fueron una incesante de los recientes tiempos. El Obispo de Cartago, San Cipriano, citado previamente, nos charla de los gélidos vientos que soplaban frecuentemente en el Norte de África y de años donde la luz del Sol era amortiguado o enclenque, una referencia clara a la turbia atmósfera mediatizada por el vulcanismo.

Las condiciones desfavorables se generaron en todos y cada uno de los ecosistemas e inclusive con mayor fuerza alén del ambiente mediterráneo. Los viñedos que se cultivaban en Alemania y Britania dejan de llevarlo a cabo al terminar el siglo III. Los olivos que habían ganado lote en la Galia asimismo desaparecen. Estos cambios que afectan a otros cultivos del mismo modo influyen en ciudades que se habían expandido a las condiciones convenientes de siglos precedentes. Sus desplazamientos, pacíficos o violentos, hacia la frontera romana, tienen la posibilidad de considerarse desplazamientos climáticos. La búsqueda de tierras de cultivo, riquezas de las ciudades, seguridad en frente de la presión de otras ciudades que vienen de la estepa asiática asimismo perjudicadas por cambio climático, son las causas de estos movimientos humanos esenciales.

El frío del permafrost

En una gran parte de los ecosistemas de nuestro mundo, una solución para achicar las emisiones de dióxido de carbono es proteger y dejar medrar nuestros bosques. No obstante, en la tundra ártica la solución no está en los árboles, sino más bien en el suelo.

Allí, el permafrost (la cubierta de suelo de manera permanente congelado, si bien no siempre cubierta de nieve) oculta enormes guardes de carbono. Su fundición, debido al calentamiento global, amenaza con dejar en libertad enormes proporciones de CO2 a la atmósfera, ayudando de este modo nuevamente al cambio climático.

Las considerables divisorias

Acostumbra marcarse el comienzo de la Edad Media europea con la deposición de Rómulo Augústol, el último emperador de roma, por el «salvaje» Odoacre en 476. Pero la verdad es que a los súbditos del imperio les afectó poco, pues la inercia de la vida pública continuó, si bien amoldada a las prácticas de visigodos, francos, ostrogodos y otras tribus. En el campo, los terratenientes que lograron pactar con los nuevos dueños la continuación del estatus, pero la agricultura se encontraba atascada. El instructor Cubero afirma que no es la deposición de Rómuno Augústulo el hecho que establece el objetivo de una temporada y el comienzo de otra, sino más bien la aparición del Islam. Los musulmanes van a poner en contacto a Europa y Asia de un radical a otro, con todos las ventajas que se derivan.

«Dada la constitución de los estados ‘salvajes’ en Europa Occidental suceden una sucesión de fracturas políticas, religiosas y culturales que tienen dentro, como resulta lógico la Agricultura, a la que paradójicamente, todas y cada una de las ‘fracturas’ terminarán por enriquecer» . (Pág. 478)

Deja un comentario