fotos de la agricultura y ganaderia en el neolitico

Para dar sugerencias para mejorar la organización de los PIE y los apoyos a dar a las y los alumnos que lo requieran, se efectuó el día martes 20 de diciembre el seminario Web “Acción formativa: Matrícula PIE/SAE y proyección de aguantes 2023”.

Dirigido a sujetadores, equipos directivos y equipos de coordinación PIE, el Seminario contó con mucho más de 260 ayudantes de todo el país, que presenciaron la exposición de la Organizadora Nacional de Atención a la Variedad, Francisca Cabrera Araya, que contextualizó la actividad, y la presentación de expertos del aparato de coordinación del PIE comunal de Puente Prominente.

Los desenlaces

Los desenlaces de la investigación detallan que las zonas mucho más fértiles de todo el mundo no hicieron siempre sociedades mucho más complicadas, y que el aspecto vital fue el género de comida elegida como cultivo primordial: cereales y grano versus raíces y tubérculos.

Mientras que raíces y tubérculos son susceptibles a la putrefacción y no se preservan bien por largos periodos de tiempo, las patentizas del estudio señalan que «la durabilidad del grano de los cultivos de cereales y la sencillez de almacenaje hacía muy correctos para el transporte y empleo de una élite distante».

Organización popular en el periodo Neolítico

La vida sedentaria en aldeas llevó al avance de una organización popular diferente que aquella que primaba entre los conjuntos de cazadores-colectores. Las aldeas estaban incorporadas por múltiples familias tenían sus rebaños de animales y sus campos de cultivo. Las familias cooperaban para la realización de trabajos agrícolas, la defensa del poblado, la búsqueda de materiales y la construcción de casas y fortificaciones.

Después, las novedosas ocupaciones económicas y la vida sedentaria brindaron origen a la distinción de tareas y, consecuentemente, a una división del trabajo por oficios o especialidades. Los expertos eran artesanos hábiles en la fabricación de los diferentes géneros de herramientas de piedra, cerámicas, tejidos y metales.

Tercera hipótesis: un cambio climático

La tercera hipótesis que podría argumentar el origen de esta novedosa forma de vida es la climática. O sea, que las noticias llegaron en contestación a un cambio climático que limitó los elementos de las sociedades cazadoras, pescadoras y cosechadoras.

El tiempo y la vegetación vivieron esenciales transformaciones a lo largo de la ventana temporal donde se generaron los cambios que brindaron rincón al Neolítico. Tras el Último Máximo Glacial, hace unos 23.000-19.000 años, el tiempo comenzó a templarse. Se causó un incremento general de las temperaturas y la humedad que acabó en los comienzos del Holoceno, hace unos 11.500 años, en el momento en que se fijaron las primordiales especificaciones del tiempo que nos divertimos en la actualidad.

Deja un comentario