factores naturales y humanos que han favorecido la agricultura

SR. Francisco Soriano Pons es Licenciado en Biología y ocupa el cargo de directivo técnico de la compañía Biológicas Canarias, compañía de investigación y avance biotecnológico aplicado a la obtención de fertilizantes y bioestimulantes proveniente de la naturaleza. Esta fue establecida en 1999 y está socia a AEFA desde febrero de 2005.

D. Francisco Soriano ha ocupado el cargo de secretario de AEFA desde el año 2008 hasta el 2012 y en la actualidad coopera con la asociación a la Comisión de Fertilizantes. Asimismo es instructor asociado en la Capacitad de Veterinaria y Ciencias Experimentales de la Facultad Católica de Valencia, dando clases en el Nivel de Biotecnología.

2.1 La biodiversidad vegetal y las ciudades plagas

Los profesionales, productores, académicos y también estudiosos se han preguntado a lo largo de muchas décadas sobre el género de agroecosistema que estimula la biodiversidad insectil: los complejos . Si bien la mayor parte de los ensayos se han entusiasmado en cotejar las tendencias de las ciudades de insectos entre hábitats sencillos y complejos, escasos se han basado en aclarar la naturaleza y las activas de las relaciones tróficas entre plantas y fitófagos y entre fitófagos y sus contrincantes naturales en agroecosistemas diversificados. Múltiples líneas de investigación se han creado sobre esto.

  • La interacción de cultivo-mala yerba-insecto: Los desenlaces señalan que ciertas malas yerbas influyen en la variedad y abundancia de insectos fitófagos y sus contrincantes naturales socios a los agroecosistemas. Ciertas malas yerbas angiospermas (primordialmente Umbelíferas, Leguminosas y Compuestas) tienen una esencial función ecológica albergando y sosteniendo un complejo de artrópodos ventajosos que asisten a eliminar las plagas (Altieri et al., 1977; Altieri y Whitcomb. 197)
  • La activa de los insectos en policultivos cada un año. Hay trascendente prueba de que los policultivos sostienen una menor carga de fitófagos que los monocultivos. Un aspecto que enseña esta inclinación es que en policultivos tienen la posibilidad de insistir ciudades de contrincantes naturales parcialmente mucho más equilibrados gracias a una disponibilidad mucho más continua de elementos alimentarios y microhábitats (Letourneau y Altieri, 1983; Helenius, 1989). La otra oportunidad es la mayor posibilidad de que los fitófagos especialistas se hallen y se queden en un monocultivo puro que provee elementos concentrados y condiciones físicas homogéneas (Tahvanainen y Root, 1972).
  • Los fitófagos en sistemas complejos de cultivos perennes: La mayor parte de estos estudios han explorado los efectos de la manipulación de la vegetación que cubre el suelo (cobertura) sobre las plagas de insectos y contrincantes socios. Los desenlaces señalan que los huertos con rica cobertura floral muestran menor incidencia de plagas que los huertos con suelo desvisto, eminentemente gracias a un aumento de la abundancia y eficacia de predadores y parasitoides (Altieri y Schmidt, 1985). En ciertos casos la cubierta del suelo perjudica de forma directa a especies de fitófagos que discriminan entre árboles con o sin cubierta vegetal.
  • Los efectos de la vegetación adyacente. Estos estudios han documentado las activas de colonización de plagas de insectos que invaden los campos de cultivo desde la vegetación de la orilla, en especial en el momento en que esta vegetación está relacionada botánicamente con el cultivo. Varios estudios apuntan la relevancia de vegetación salvaje colindante al abastecimiento de alimento y hábitat alternos a los contrincantes naturales que se desarrollan cerca de los cultivos (Van Emden, 1965b; Wainhouse y Coaker, 1981; Altieri y Schmidt, 1986a) (Figura 4 ) .

Deja un comentario