esta permitido el uso de semillas modificadas en agricultura ecológica

Según se desprende del último informe anunciado por el PG EConomics sobre el control de malas yerbas y cultivos biotecnológicos tolerantes a herbicidas en USA, desde 1996 y 2015 la apuesta por entonces cambiadas genéticamente han juntado un beneficio agregada de 21.700 millones de dólares estadounidenses en control de malas yerbas. El informe, que se titula ‘Weed control changes and genetically modified herbicide tolerant crops in the USA 1996-2012’, concluye asimismo que a lo largo de los 16 años que entiende el estudio se ha achicado empleo de herbicidas y también elementos activos en 225 millones de kg. En la actualidad USA es el país con mucho más apuesta por cultivos transgénicos de todo el mundo con 70,1 millones de hectáreas cultivadas.

El estudio examina de qué manera cambiaron las prácticas de control de malas yerbas con la implantación de los cultivos biotecnológicos con relación a los modelos agrarios comúnes. El informe examina tanto de qué manera se realizaron estas prácticas como de qué forma se han afrontado los desafíos de la aparición de resistencias. Los datos patentizan de qué forma la utilización de la tecnología han tolerado achicar tanto la proporción de herbicidas empleados como el encontronazo ambiental. Entonces que han tolerado el cambio de un modelo agrario de arado a un sistema de producción sin cultivo o con cultivo de conservación.

Modo de vida sostenible 

Corraliza asegura que «un modo de vida mucho más sostenible puede asistirnos a estar mejor psicológicamente» y también influye en que es mucho más viable que se generen cambios durables de conducta proambiental por la cree al medioambiente que el temor a perderlo”, puesto que “en el momento en que se fortalece de forma positiva a la gente, supone mucho más cambios de conducta y desarrollan hábitos efectivos de sostenibilidad”

El sicólogo concluye que “el sistema inquieto echa de menos esta estimulación ambiental”, y que “los espacios verdes en el urbanismo tienen la posibilidad de ser una ocasión de romper las prácticas de nuestra vida diaria”. EFEverde

Un nuevo estudio actualiza las ventajas socioeconómicos y ambientales de los cultivos transgénicos entre 1996 y Entre las conclusiones se aprecia que han aumentado la producción de alimentos, y por consiguiente, han tolerado achicar la frontera agrícola al generar en menos tierras. Además de esto, han incrementado los capital de los productores, reduciendo el encontronazo medioambiental en relación a la producción usual y ayudando a hacer mas fuerte la seguridad alimenticia de los países que adoptan la tecnología.

ChileBio.-Una investigación elaborado por Graham Brookes, de PG Economics, en Hereford, Reino Unido, anunciado últimamente, y que se realiza y actualiza cada unos cuantos años, examinó los impactos en los capital agrícolas y la producción por la utilización de tecnología de organismos editados genéticamente (OGM) entre 1996-2020. Los datos y conclusiones del estudio detallan de qué manera los cultivos GM contribuyen a una agricultura mucho más sostenible.

“En 2020, la producción global agregada de los 4 cultivos primordiales en los que se utiliza extensamente la tecnología GM (85 millones de toneladas), si se hubiesen usado sistemas de producción comúnes, habría requerido 23,4 millones de hectáreas auxiliares de tierra para cultivar estos cultivos”, un semejante al área agrícola combinada de Filipinas y Vietnam, afirma el estudio, en una de las cantidades mucho más reveladoras de la aportación de la biotecnología actualizada a la sostenibilidad agrícola.

Resumen de la agricultura orgánica

En resumen, la agricultura orgánica supone técnicas y métodos de cultivo que procuran resguardar el medioambiente, humanos y animales mediante una agricultura sostenible. Los productores de agricultura orgánica no tienen la posibilidad de emplear mucho más que substancias biológicas tanto para la fertilización para la protección de los cultivos. Como métodos de fertilización, usan eminentemente estiércol, compuesto o fertilizantes sintéticos orgánicos particulares. Como medidas de protección de cultivos, usan eminentemente trampas y predadores naturales. Este procedimiento de cultivo necesita bastante esfuerzo y tiene desempeños de manera significativa mucho más bajos que la agricultura usual. No obstante, el productor orgánico puede comercializar los artículos a costes mucho más altos que los comúnes.

Según con la regulación del PARLAMENTO EUROPEO de Bruselas de 27 de abril de 2018, la agricultura orgánica es un sistema general de administración agrícola y producción de alimentos que combina las mejores prácticas de acción ambiental y climática, un prominente nivel de biodiversidad, la preservación de los elementos naturales, la app de altos estándares de confort animal y altos estándares de producción en línea con la demanda de un número creciente de usuarios de modelos producidos usando substancias y procesos naturales.

Deja un comentario