escuela central de agricultura en el real heredamiento de aranjuez

Primordial precaución de los gobiernos fue al tiempo promover la enseñanza de la agricultura y las ciencias socorrieres.

Ahora las sociedades de Amigos del país se ocuparon preferentemente de la agricultura, y Fernando VII, siguiendo este sendero, estableció en 1815 seis cátedras de agronomía repartidas en las Castillas, Andalucía, Extremadura, Galicia y León, y en el Jardín Botánico de La capital de españa tutoriales públicos de botánica y agricultura. A fin de dar a conocer los entendimientos del cultivo, en 11 de diciembre de 1848, se abrió un certamen público para premiar el más destacable catecismo y los más destacados elementos de agricultura; extendiéndose después los certámenes públicos a Manuales de las ciencias socorrieres de la agricultura, como la química, la geología y la física. El 2 de noviembre de 1849 se dictaminó el lugar de tres academias prácticas, para llenar la enseñanza de la agricultura en la app práctica profesional, en haciendas modelos que charlan de establecerse en las inmediaciones de La capital española , las provincias del Norte y las del Mediodía . El 9 de Septiembre de 1854 se mandó que el centro de las Academias Pías tuviese por uno de sus primordiales elementos de enseñanza la agricultura práctica. Aun la majestad real enalteció con el prestigio de su nombre la gloria de la ciencia agrícola. La Reina Doña Isabel II, por decreto de 1º de Septiembre de 1855, se declaró protectora de la Escuela central de agricultura establecida en el real heredamiento de Aranjuez, que después eliminó el Gobierno innovador por Orden de 18 de Noviembre de 1868 , creando el 28 de Enero de 1869 una escuela general de agricultura en la posesión que fue del patrimonio de la corona, llamada la Florida. El diez de mayo de 1862, por Real orden circular, se pasó un interrogatorio meticuloso a los gobernantes sobre el estado de la enseñanza agrícola y sobre los medios de ayudar a la propagación y al promuevo de la agricultura, que si se hubiese respondido, no por escapar del paso, sino más bien tomando los reportes debidos, habría servido, como punto de inicio, para ingresar actualizaciones, reformar abusos y abolir disposiciones inútiles o dañinos en la agricultura; y el 15 de junio de 1865 se dispuso, para circular de la Dirección General, según la de Instrucción pública, que dependieran instantaneamente de la primera las academias de agricultura, siempre y cuando no se consiguieran títulos expertos o académicos . El 11 de Julio de 1866 se organizó la enseñanza agrícola dividiéndola en tres clases; superior, profesional y elemental: la primera para los ingenieros agrónomos, la segunda para los peritos agrícolas, la elemental para los capataces. Con la intención de beneficiar a las compañías y trabajos agrícolas el 6 de junio de 1817, a solicitud de la Sociedad económica de Valladolid, se eximió de todo pago de derechos la importación de máquinas y también instrumentos de nuevo inventados, ventajosos a la agricultura. El 31 de agosto de 1819, se concedió la exención de todo diezmo y primicia a las 4 primeras cosechas, a los rompedores de terrenos iletrados, o que plantaran de árboles los de nuevo rotos. El 14 de Enero de 1827 se eximió de contribuciones por quince años a los criadores de cochinilla. El 6 de agosto de 1828 se exceptuó del pago del diezmo a las 4 primeras cosechas de los almendros plantados en terrenos no rotos en treinta años; privilegio que se realizó extensivo a los plantadores de naranjos, limoneros y también higueras el 5 de marzo de 1829. El 23 de mayo de 1845 se sancionó el nuevo sistema fiscal, concediendo exención absoluta y perpetua de contribuciones a los terrenos de propiedad de el Estado 6 de la red social de los pueblos que se encontraran premeditados a la enseñanza pública de la agricultura, botánica o ensayos de agricultura por cuenta del Estado o de exactamente los mismos pueblos y en los terrenos baldíos de aprovechamiento coman, mientras que no se enajenaran a particulares. asimismo concedía la exención de contribución por quince años: 1.º En las lagunas, pantanos deshidratados, terrenos iletrados sin aprovechamiento por quince años, cuando menos, en el momento en que se redujesen a cultivo o pasto; y por treinta en el momento en que se destinan a plantaciones de olivos o de arbolado de construcción; lo que varió la ley de 3 de junio del 68.-2º en las edificaciones urbanos y rústicos, a lo largo del tiempo de su construcción o reedificación, y un año después. Y lo que hacía estas virtudes mucho más aconsejable era que las tierras que estando en cultivo o en otro aprovechamiento fuesen destinadas en todo o en parte a plantaciones, se les concedía que prosiguieran pagando según su previo estado por quince y treinta años en iguales casos. La ley de 24 de junio de 1849 declaró exentas de contribución, a lo largo de los diez primeros años tras concluidas las proyectos, las rentas de los capitales que se inviertan en la construcción de proyectos de riego, anterior concesión real; y las tierras que se riegan con las aguas de esta manera conseguidas van a pagar por diez años exactamente la misma contribución que antes de ponerse en riego; concediéndose exactamente el mismo beneficio, en proporción al interés que reportara la agricultura, a quienes aumenten el caudal de las aguas a través de pozos, minas u otras proyectos.

Deja un comentario