es la agricultura ecológica urbana una alternativa económicamente viable

El instructor Manuel González de Molina.

El instructor González de Molina es doctor en Historia Moderna por la Facultad de Granada donde ejercitó como catedrático hasta su incorporación a la Facultad Pablo de Olavide en 2001. De 2004 a 2007 fué directivo general de Agricultura Ecológica en la Conselleria de Agricultura, Pesca y Nutrición de la Junta de Andalucía. Es experto en Historia Agraria, Historia Ambiental y Agroecología. Sus trabajos se han basado en el estudio de todo el mundo rural contemporáneo ahondando en la evolución del campesinado, la identidad andaluza, los condicionamientos ambientales del desarrollo agrario o las bases teóricas de la novedosa historia ambiental. Escogido nuevo presidente unánimemente de la Sociedad De españa de Historia Agraria, Manuel González de Molina nos charla en esta entrevista de esta institución establecida en 1990.

Peter Davies: No se va a poder ofrecer de comer a todo el mundo sin biotecnología

Entrevista Peter Davier, asesor del Gobierno de Obama y especialista en Fisiología Vegetal con 42 años de experiencia, piensa que los criterios políticos no tienen que anteponerse a los científicos en la pelea contra el apetito. FUENTE | Antes de CristoPeríodico Electrónico S.A. 09/02/2012 Pregunta. ¿De qué forma ayuda la biotecnología a hallar una agricultura sostenible? Contestación. Primeramente pues incrementa los desempeños y no es requisito romper novedosas tierras. Y o sea bueno por el hecho de que queda mucho más suelo libre para la fauna y la flora salvaje. En un ensayo efectuado en 2010 en el Estado de Indiana, en cultivos de maíz, se logró un incremento increíble en la producción, alcanzando las 19 toneladas por hectárea, muy sobre los máximos desempeños conseguidos a fines de los 90 , cerca de 9,5 toneladas. Además de esto, los cultivos biotecnológicos necesitan un empleo menor de pesticidas, hasta un 80% P. ¿Un cultivo atacado por una plaga es mucho más predispuesto a contraer hongos? R. De esta manera es. Un cultivo de maíz atacado por el taladro es mucho más predispuesto a contraer hongos, que tienen la posibilidad de generar toxinas cancerígenas. P. ¿Hay menos herbicidas en los organismos editados genéticamente? R. Varios de los viejos herbicidas eran mucho más tóxicos, poco selectivos y continuaban mucho más tiempo en el lote. En la actualidad se usan cultivos resistentes al glifosato, un herbicida que inhibe una reacción a las plantas que no interfiere a insectos, animales personas. Este herbicida es mucho más seguro, ya que se degrada de forma rápida en la tierra sin dejar restos. La utilización de estos cultivos optima la app de herbicidas, reduciendo su empleo hasta un 20%. P. ¿Qué otras virtudes medioambientales aportan? R. Se trabaja en variedades tolerantes a la sequía, realmente útiles en zonas áridas como África y que tienen la posibilidad de aceptar un empleo mucho más eficaz del agua. P. Si prescindimos de la biotecnología, es viable dar de comer a toda la población con la agricultura de hoy R. De ningún modo se puede realizar con agricultura ecológica. La agricultura usual puede ser bastante para ofrecer de comer a Europa, pero no a todo el mundo. En esos términos, se expresó últimamente Peter Brabeck-Letmathe, el presidente de Nestlé. Va a haber que generar un 70% mucho más de alimentos, singularmente en los países desarrollandose. P. ¿Qué diferencias hay entre los alimentos ecológicos o comúnes y los transgénicos? R. No hay diferencias de gusto; donde sí que probablemente halla diferencias es en el nivel de restos de pesticidas. La biotecnología deja conseguir alimentos con especificaciones alimenticias mejoradas como el arroz dorado con vitamina A, realmente útil para impedir la ceguera en países con deficiencias nutritivas. P. Por qué razón estos proyectos biotecnológicos son tan costosos R. Una investigación puede valer 135 millones de euros por la exigencia de varios tests, la presión de conjuntos ecologistas y los estrictos procesos regulatorios. Es realmente difícil que las universidades logren emprenderlos, y es requisito recurrir a las internacionales. P. ¿Europa va bastante por detrás? R. Un caso de muestra. En EEUU ahora hay un maíz con ocho genes: tres para resguardarlos de los insectos aéreos, tres para batallar a los insectos de tierra, y 2 para realizar la planta fuerte a 2 herbicidas distintas. El maíz que se usa en la UE tiene quince años de antigüedad. Creador: Javier Nates – La humillación de tierras y agua intimidan la seguridad alimenticia – Carne artificial: la hamburguesa de laboratorio se hace situación 3.comentarios 3 ISMAEL | diez/02/2012 Localidad de México, México Esto es, mejor le ponemos vitamina A al arroz en vez de trabajar para achicar las deficiencias nutritivas que de hace un tiempo hay en África. Para un biotecnológico allí se termina la historia, para la multitud de razón, o razonable, ¿solamente comienza el inconveniente pues debe preguntarse desde cuándo y por qué razón una sociedad africana tiene deficiencia sobre nutrición? En una cadena de cuestiones que indaguen sobre las causas de la escasez de alimentos, sobre los inconvenientes de la multitud para generar sus alimentos en todos y cada país o ciudad y sobre su pésima distribución vamos a llegar a conocer que ‘la solución biotecnológica alimenticia’ tiene su origen en intereses de tipo económico y en una manera bastante prehistórico de meditar. No digo que la biotecnología no deba emplearse, pero, ¿por qué razón no se piensa en remediación de suelos inmensos y de restauración de ríos, lagos, lagunas y mantones de agua degradados por una inmensidad de causas. Quizás pues no hay un mercado apetitoso que pague por esta biotecnología, ¿quizás es hora de irlo creando no? No se va a poder ni con biotecnología ni sin biotecnología. Con biotecnología la estabilidad acepta mayor nivel de congestión. Lo que hay que llevar a cabo es supervisar la natalidad…

Para socorrer los suelos y el mundo

El cambio climático, adjuntado con la subsiguiente pérdida de biodiversidad y la erosión –e inclusive desertificación– de suelos internacionalmente, distribuyen un factor en común: la práctica agrícola usual o industrial.

En lo que representó un jalón académico en 2008, Rattan Lal, instructor de la Facultad de Ohio, calculó que los suelos del mundo perdieron sobre 80 mil millones de toneladas de carbono, que se ha distribuido en su mayoría en la atmósfera y en menor proporción en los océanos.

Deja un comentario