en que consiste la agricultura de olivos y cerezos

El presidente de la Asociación Valenciana de Labradores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, asegura que hablamos de una novedad gravísima y formidablemente alarmante que revela sin sombra de duda lo que venimos denunciado desde hace cierto tiempo, esto es, que la UE aplica en temas de control de plagas una política completamente poco responsable y suicida. Bruselas no puede continuar jugando de manera impune con el futuro de la agricultura mediterránea”.

La Xylella latosa, cuya presencia por vez primera en España termina de ser localizada en tres cerezos establecidos en Mallorca, es una bacteria de efectos mortales para cultivos como el olivo, los cítricos, los frutales, el viñedo, el olivo o el almendro. Visto que en la actualidad no existan métodos eficientes para batallar esta plaga y que la única opción sea eliminar a los árboles inficionados la transforma en un enemigo de primer orden. Una aceptable prueba de la intensidad de la amenaza potencial a la que en este preciso momento se encara la agricultura de españa está en las secuelas que está ocasionando en Italia. Xylella fue localizada en el país transalpino en el 2013 y, según los últimos datos, en el período corto de tres años se ha extendido durante unas 250.000 hectáreas de olivos y destruido millones de árboles. Desde ese momento, la bacteria ha aparecido en otros países como Francia y Alemania y en este momento termina de ser identificada asimismo en estos tres cerezos de Mallorca ahora convocados.

Primordiales cultivos en España

Según datos que corresponden a 2020, los campos de cultivo del viñedo generaron 46.5 millones de toneladas de uva para vino y mosto, lo que ubica los viñedos como el primordial cultivo en España. Le prosiguen, a bastante distancia (20 millones de toneladas), los cereales; la producción de este cultivo ha incrementado en los últimos tiempos, pero, no obstante, gracias a la alta demanda en el país, es un producto que se importa eminentemente -lo que se vió que es un inconveniente para la dependencia de España del cereal de Ucrania, cuyas exportaciones se han detenido por el enfrentamiento con Rusia.

La situacion de los cereales es anómalo, en tanto que España es primordialmente exportador de artículos agrícolas, más que nada de frutas y hortalizas, singularmente en Alemania y Francia. Merced a las exportaciones, en 2020 el ámbito tuvo un superávit de precisamente 21.200 millones de euros.

Un territorio de frutales

Pese a la implantación de la cereza, la agricultura local es muy diferente. Entre los robles y cerezos, se muestran olivos, un árbol que no pierde las hojas en invierno. Asimismo frutales como higueras, ciruelos, membrillos, naranjos y limoneros. La producción del Valle del Jerte se ha diversificado asimismo con las frambuesas y kiwis; sin olvidar los artículos silvestres: espárragos, setas y zarzas.

La cereza cultivada en el Valle del Jerte se da, más que nada, en bancales. El cultivo en bancales es exhibe del esfuerzo de varios años por hallar superficies llanas que facilitaran el cultivo de los cerezos. Los bancales se sostienen con muros de piedra y necesitan un precaución incesante, dado el carácter lluvioso de la comarca. En las ubicaciones mucho más viejas se tienen la posibilidad de localizar bancales artesanos, con enormes cerezos viejos.

Deja un comentario