en la agricultura de secano es necesrio que llueva mucho

Es un género de cultivo que es el mucho más correspondiente para enormes extensiones de tierra, esto asimismo supone la app de enormes proporciones de agua para su explotación. Se caracteriza primordialmente por la aportación de abastecimientos de agua por distintos sistemas de riego. Frente a la intensidad del cultivo, es precisa una enorme inversión económica, tal como tener la infraestructura de transporte.

  • Drenaje: Encauza el agua admitiendo mejor su aprovechamiento.
  • Aspersión: Semeja su riego al de la lluvia desperdigando gotas por toda la extensión de cultivo.
  • Riego localizado: Es delimitado, ahora consistente en la liberación de gotas o chorrito finísimos de agua, a través de orificios de una tubería instalada debajo o sobre la siembra.
  • Infiltración: Son proyectos de ingeniería de canales.
  • Surcos: Asimismo populares como riachuelos, donde se explota de la tierra para repartir el agua por los cultivos, de ahí que se aplica cultivo.
  • Área: Es donde se cubre completamente o una parte de la área que se ha cultivado.
  • Inundación: Radica en la sumersión en bancales.

Progresar la monitorización y ingreso a datos y también información sobre el agua

Mejor ingreso a datos y también información del agua puede proveer una pluralidad de provecho para la administración del agua. Hay que comprender con mayor precisión cuánta agua disponemos, exactamente en qué calidad y cuánta usamos para prosperar la administración del recurso. La monitorización debe integrar además de esto información sobre el estado de la infraestructura, la salud de los ecosistemas acuáticos, generación de energía hidroeléctrica, y componentes socioeconómicos.

Investigación reciente por el Pacific Nothwest National Laboratory Center for Law, Energy & the Environment de UC Berkley sugiere –por ejemplo– las próximas acciones para prosperar la monitorización, colaboración, empleo y ingreso a datos relacionados con la administración del agua:

Festoques

Su cultivo ha experimentado un incremento de la demanda en los últimos tiempos hasta transformarse en entre las opciones mucho más rentables de los cultivos de secano, ya que su precio no tuvo variantes visibles en los últimos diez años. Cada árbol en secano tiene una producción de 7 kilogramos a un precio de 1,20 euros/kg.

Su cultivo necesita inviernos fríos y veranos secos y calurosos, como la ribera del Ebro. Su producción fluctúa entre los 800 y los 1.200 kilogramos por hectárea. En los últimos tiempos, su precio creció de manera exponencial.

Ya hace 25 años

De este modo, la cosecha de esta campaña cae por el precipicio. La carencia de lluvia -que se alarga ya hace múltiples meses- hace en este momento que los cultivos ahora colocados peligran, las siembras de estos días tengan bien difícil progresar y que los riegos sean prácticamente inviábles. El campo, acobardado, mira a la cabeza sin atisbar una solución extraña a las nubes. El espectro del nefasto 1992, por la sequía y las pésimas cosechas, volvió.

Las organizaciones agrarias coinciden en el diagnóstico. “La situación es muy grave. Y cada día que pasa se agudiza mucho más”, sentencia el coordinador de UCCL en Valladolid, Valentín García Fraile. “Llevó 25 años sin verse una situación de este modo. Va a ser un desastre de cosecha; va a haber muchas tierras que no se cosechan”, remacha.

Deja un comentario