els vins naturals poden ser d’agricultura no ecologica

¿Qué nos ve en la cabeza meditar en Almendro Origen? ¿Una compañía catalana, que ven modelos ecológicos y naturales, de cercanía? ¿La tienda bonita y cuqui de la espalda?

Almendro Origen es un conjunto de compañías catalanas que todos conocemos y que ven artículos naturales y de cercanía, con el eslogan “Del campo a casa” y la promesa de una compañía compromesa y consciente, gestionada por Jordi y Josep Ametller, hermanos que nacieron vendiendo acelgas en el mercadillo de Vilafranca y que en este momento dirigen una compañía con unas 120 tiendas en toda Catalunya.

Pseudociencia en la normativa europea

Entre las cuestiones mucho más alarmantes de la normativa sobre la producción de alimentos ecológicos –que podría argumentar de forma indirecta su falta de efectividad y la brecha de desempeño– es la presencia explícita de pseudociencias en ciertas partes. Por poner un ejemplo, en el capítulo 2, producto 12 (normativa en producción de plantas), apartado (c) del Reglamento (CE) núm. 834/2007 del Consell se establece que «está tolerado la utilización de preparados biodinámicos». La agricultura biodinámica es un procedimiento supuestamente relacionado con la agricultura ecológica, pero considerablemente más viejo que la primera normativa europea en la materia, que data de 1991. Se apoya en una secuencia de charlas pronunciadas en 1924 por Rudolf Steiner y da un giro en torno a perspectivas espirituales y místicas, fundamentadas en el movimiento de la antroposofía, asimismo una invención de Steiner, que se produce como una segregación del movimiento teosófico, una filosofía esotérica construída en 1875 por Helena Petrovna Blavatsky. Las prácticas biodinámicas son un compendio de supercherías y opiniones que no tienen soporte ni demostración científicos. Los pocos estudios libres que equiparan la producción biodinámica con la producción usual o ecológica no han encontrado optimización alguna en lo que se refiere a la calidad sobre nutrición (Kirchmann, 1994). En verdad, los presuntos de Steiner se fundamentaban en intuiciones y visiones interiores que vienen de ejercicios de espiritismo y no en ensayos agrícolas o evidencia a nivel científico. Esta falta de base científica se hace visible al leer las especificaciones de los preparados biodinámicos. Por servirnos de un ejemplo, el número 503 radica en recortar las hojas de manzanilla antes de las diez de la madrugada, secarlas y ponerlas en un intestino de vaca fresco, anudar las dos bandas, sepultarlo todo a lo largo del otoño en una jarra de barro sin esmaltar y desenterrarlo a inicios de primavera. Otro ejemplo es el preparativo biodinámico número 505, consistente en moler, hasta pulverizarla, corteza de roble en otoño, y entonces introducirla en un cráneo de vaca u oveja, para después sepultarlo en un humedal o arroyo . Otra práctica incluye la utilización de baños de animales llenos de adobo (Klett, 2006). Es evidente que estas prácticas no forman parte a una agricultura o producción alimentaria fundamentadas en la ciencia, sino más bien a la superstición. Otro aspecto alarmante sobre la inclusión explícita de los preparados biodinámicos en la normativa europea es visto que la certificación biodinámica es dependiente eminentemente de una sola compañía, Demeter, relacionada con el movimiento teosófico.

Otra pseudociencia citada explícitamente en la normativa sobre alimentos ecológicos es la homeopatía. El producto 14 del reglamento de 2007 afirma lo siguiente:

Deja un comentario