el pueblo se dedicaba a la agricultura pero tenia servicios

Tras investigar en la entrada previo los puntos más imporantes políticos y sociales de los muiscas, vamos a investigar en esta entrada los primordiales elementos culturales de este pueblo precolombino.

Los muiscas fueron un pueblo primordialmente agrícola. La agricultura fue la base de su nutrición y su economía. Hicieron un sistema de agricultura popular como modelo de microverticalidad. Este sistema consistía en entablar múltiples parcelas de cultivo desperdigadas en distintas zonas climáticas del territorio muisca, ciertas mucho más cálidas y otras mucho más frías, las que se cultivaban en diferentes periodos de tiempo con perfección regulados. La mayoría de las cosechas eran cada un año, si bien ciertos modelos se cultivaban un par de veces por año.

Situaciones que dan temor

En el mes de marzo del 2017, el senador por Compromís Carles Mulet logró esta pregunta al entonces gobierno de Rajoy: «Qué protocolos tiene adoptados el Gobierno frente a la oportunidad de una fin del mundo con zombies?». El Gobierno respondió que no disponía de protocolos concretos, entre otros muchos fundamentos, por el hecho de que poco podría hacerse llegar ese instante. Cinco años después, el senador enseña en La Marea lo que pasó desde ese momento: «Yo hice esta pregunta para denunciar que el Gobierno no respondía y frecuentemente son cuestiones esenciales. Y el presente Ejecutivo, cuesta decirlo, es aún peor. La ofensa que tienen en especial los ministerios del PSOE hacia el control parlamentario es tremenda. Quisiera que no haya ninguna invasión pues, como entendemos, el Govern no posee ningún protocolo», afirma con sorna. Pero se refiere del mismo modo a situaciones que dan temor. «Hace política a gente que semeja no tener cerebro y, peor, sin corazón. No sé si entraría en categoría de zombi u otro género de monstruo». Y entonces, fruto de estas políticas, como expresó Jamie Lee Curtis en una entrevista en la SER con ocasión del estreno de Halloween, el desenlace, todos nos transformamos al unísono en zombies: «De lo que charla esta novedosa película es que todos somos monstruos. Esto da temor singularmente en esta temporada donde está resurgiendo el fascismo, especialmente en Italia, o con lo que ocurre en Van a ir, donde los derechos de las mujeres están puestos en duda». La actriz mentaba un caso en particular: «Tengo una hija trans. Hay amenazas contra su historia solo por existir como humano».

El Nobel de Economía Paul Krugman charla particularmente de ideas zombies. Hablamos de conceptos, «verdades incontrovertibles», que la derecha va repitiendo todo el tiempo sin ajustarse a la verdad pero que van calando, como el mantra de que la bajada de impuestos favorecerá al mundo entero –la iniciativa zombi más especial–, que gasto público debe recortarse al límite, que no hay bastante dinero para pensiones, para una educación y sanidad públicas. El terror sanitario, lo llama el economista.

Deja un comentario