el futuro de la alimentacion y la agricultura fao

El Día Mundial de la Nutrición se festeja el 16 de octubre de todos los años desde 1979 para conmemorar la fundación de la FAO, ocurrida en 1945.

El organismo de las ONU para la Nutrición y la Agricultura (FAO) resaltó que el tema del día es un llamamiento a la acción, en pos de una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medioambiente y una vida mejor, sin dejar a absolutamente nadie atrás .

Futura seguridad alimenticia mundial “bajo riesgo”

Según el reciente informe de la FAO en 2017, no se logrará la meta de terminar con el apetito en 2030 si todo no participarán en las acciones gobiernos eligieron llevarlo a cabo. Como es costumbre, la FAO resalta no en enormes inversiones en la agricultura, no en enormes agregaciones productivas, no tantas cosas discutibilissime, anacrónica y ecológicamente incorrecto establecido por las políticas de europa con el Programa de Avance Rural. Según la FAO, pero en este momento tiene un corazón que despega desde múltiples unas partes del mundo, debemos respaldar a los pequeños labradores, ayudándoles a poder ingresar a la información, los mercados y la tecnología. Todo lo mencionado va a ser fundamental para asegurar la seguridad alimenticia del futuro. La aptitud futura de dar de comer a la raza humana está en riesgo gracias a la presión intensificada sobre los elementos naturales, la desigualdad creciente y las secuelas del cambio climático. Si bien en los últimos treinta años hubo un avance importante en la reducción del apetito en el planeta, «la expansión de la producción de alimentos y el desarrollo económico de manera frecuente dieron sitio a un prominente coste para el medioambiente» . Esto demanda el futuro de la agricultura y la nutrición: tendencias y retos. “Prácticamente media parta de los bosques que una vez cubrieron la Tierra han desaparecido. Los acuíferos se están agotando. La biodiversidad se ha desgastado intensamente”. Esto ahora un informe guerra que el informe de la FAO.

Como resultado, «la aptitud del mundo podría superarse si las tendencias recientes prosiguen». Esta es la avvertimeño el directivo general de la FAO, José Graziano da Silva, en su introducción en el informe. Para el año 2050, la población mundial probablemente llegue a cerca de diez mil miles de individuos. En un ámbito de desarrollo moderado, este desarrollo de la población acrecentará la demanda mundial de artículos agrícolas en un 50% desde los escenarios recientes, la intensificación de la presión sobre los elementos naturales bajo agobio. Al tiempo, un mayor número de comida a los menos enormes y mucho más carne, frutas, verduras y alimentos procesados, como producto de cambios en los regímenes ahora en marcha en todo el mundo, una inclinación que va a ayudar a acrecentar la presión sobre los elementos que ocasionan mayor deforestación, la humillación del suelo y gases de efecto invernadero emisiones naturales. Con estas tendencias, el cambio climático global va a traer óbices auxiliares. «El cambio climático afectará a todos y cada uno de los puntos de la producción de alimentos», ha dicho el informe. Estas tienen dentro una mayor variabilidad de las precipitaciones y el incremento de la continuidad de las sequías y las crecidas de agua. Para lograr la misión “Fam Zero”, que tienen que acentuarse los sacrificios que van en direcciones distintas a muchas de las políticas rurales ineficientes La cuestión central planteada por la publicación de la FAO es si, más adelante, los sistemas agrícolas y alimentarios en el planeta van a ser capaces de agradar de manera sostenible las pretensiones de incremento de la población mundial. La contestación corta es sí, (¿por qué razón debería leer mi última publicación llamada:? De qué forma el Titanic Los sistemas mundiales de alimentos tienen la capacidad de generar bastante comida, pero para llevarlo a cabo, y de una forma sostenible y asegurar que toda la raza humana beneficio de ella va a ser preciso «enorme transformación». transformaciones que van en la dirección de un modelo de agricultura absolutamente diferente a la desarrollada y también incorporada en Europa por la UE. «Sin un deber para invertir y para reorganizar los sistemas alimenticios, demasiadas personas todavía padecen de apetito en 2030 – el año en que la agenda de los recientes Objetivos de Avance Sostenible (SDG) sosprechado para remover la inseguridad alimenticia y la desnutrición crónica “advierte el informe.” Sin mayores sacrificios para fomentar el avance de pro-pobres, achicar desigualdades y resguardar a la gente mucho más atacables, mucho más de 600 miles de individuos todavía estarían desnutridas en el año 2030.” En verdad, la tasa a ctual de avance, no bastante para eliminar el apetito para el año 2050. El interrogante que aparece en este momento es: ¿dónde se encuentra nuestra comida? Dada la limitada oportunidad de expansión de la ocupación agrícola de los elementos de tierra y agua, el incremento de la producción que se requiere para agradar la creciente demanda de alimentos va a deber proceder eminentemente de la optimización de la eficacia y una mayor eficacia en la utilización de los elementos. No obstante, hay signos alarmantes de que el desarrollo en el desempeño se ha estabilizado en este momento para los primordiales cultivos. Y el informe apunta que los 90 incrementos en los desempeños medios de maíz, arroz y trigo en el mundo entero han fluctuado en la mayoría de los casos, poco mucho más de 1% por año. Para llevar a cabo en frente de estos y otros muchos desafíos, el informe mantiene que seguir tal y como si nada es una alternativa. No puede acrecentar el desempeño de la solución del apetito en el planeta, pero el incremento de la eficacia ecológica de los sistemas agrícolas para solucionar el inconveniente. “Se va a llevar a importantes cambios a los sistemas agrícolas, a las economías rurales y la administración de los elementos naturales, si deseamos llevar a cabo en frente de los varios retos por enfrente de nosotros, y se da cuenta de todo el poder y el potencial de la agricultura y para asegurar un futuro seguro y saludable para todas y cada una la gente y para todo el mundo”. “Sistemas de producción agrícolas que necesitan un empleo intensivo de los consumos y elementos, y que resultan en la deforestación masiva, la escasez de agua, el agotamiento del suelo y los altos escenarios de emisiones de gases de efecto invernadero, no tienen la posibilidad de proveer la nutrición y la producción agrícola sostenible”, añadió el informe. La era de la agricultura hipermecanizada, que consume energía, pobre conocimiento y tradiciones ecológicamente mal está naciendo la era de un nuevo humanismo agrícola, pero existe bastante trabajo, y no es la tecnología eminentemente cultural. El reto primordial es generar mucho más con menos, proteger y progresar las condiciones de vida de los pequeños labradores, garantizando el ingreso a los alimentos para los mucho más atacables. Por este motivo, es requisito un enfoque de 2 vías que combina la inversión en protección popular, para realizar en frente de la desnutrición inmediatamente, y las inversiones en recursos de producción a los pobres – singularmente en la agricultura y en las economías rurales – acrecentar de manera sostenible ocasiones de producir capital. El planeta va a deber mudar los sistemas alimenticios mucho más sostenibles que hagan un empleo mucho más eficaz de la tierra, el agua y otros insumos, y achicar de manera significativa la utilización de comburentes fósiles, lo que transporta a una reducción radical de las emisiones de gases efecto invernadero la agricultura, la mejor conservación de la biodiversidad y la reducción de restos. Esto requerirá una mayor inversión en los sistemas agrícolas y alimenticios (no tanto monetarios y solo en la naturaleza), sino más bien asimismo en la investigación y avance para fomentar la innovación, el acompañamiento a los incrementos de producción sostenible, y conseguir mejores maneras de llevar a cabo en frente de inconvenientes como la escasez de agua y el cambio climático. Aparte de acrecentar las habilidades de producción y de contestación a las crisis, del mismo modo esencial va a ser la creación de cadenas de suministro de alimentos entre los labradores mejor en los países de bajos y medios capital en los mercados urbanos – adjuntado con las medidas para asegurar ingreso de los usuarios a un alimento nutritivo y seguro a costos accesibles, así como las políticas de costes y programas de protección popular. El informe elaborado por la FAO identifica 15 tendencias y retos que afectan a los sistemas de nutrición diez en el planeta: Observaremos juntos conforme se expusieron en el informe.

Las 15 tendencias:

Los retos de la nutrición sostenible

Los países que constituyen el G-20 representan el 60% de las tierras arables y cerca del 80% del comercio mundial de alimentos y modelos agrícolas. Su acercamiento este verano pretendía emprender los próximos retos de la agenda agroalimentaria mundial, teniendo presente que para el 2050, la demanda de alimentos en el planeta va a poder haber incrementado un 70%. De esta manera, la relevancia de hallar suelos sanos o el papel de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) fueron los desafíos primordiales que las autoridades del ámbito recalcaron para los próximos años.

Los suelos son elementos limitados y no renovables, con lo que los ministros acordaron la necesidad de detallar suelos sanos, fértiles y productivos tanto para establecer una seguridad alimenticia para seguir en el avance sostenible. Además, coincidieron en que la digitalización del campo puede conducir adelantos no solo en la producción agrícola, sino más bien asimismo en el interés de las generaciones mucho más jóvenes.

Actualizar el ámbito agroalimentario

La contestación que podemos encontrar es la innovación tecnológica; ver de qué manera por medio de la tecnología y sus adelantos hacemos mucho más con menos; ser mucho más productivos por metro cúbico de agua empleado; por unidad de área y por unidad animal; de qué manera a través de la innovación hacemos un empleo mucho más eficaz de los insumos; de los fertilizantes, tal como de los artículos para la protección de cultivos. Indudablemente, la evolución de la agricultura y de la producción de alimentos debe ir al unísono de la evolución de nuestra sociedad.

Hoy día podemos consultar de qué manera a través del mejoramiento genético, se tienen la posibilidad de conseguir peculiaridades mucho más deseables para los cultivos y los animales, que dejan acrecentar su aptitud y eficacia productiva, tal como su tolerancia o resistencia a condiciones desfavorables ; el día de hoy podemos consultar sistemas de riego presurizados, así sea por goteo o por aspersión, cuya eficacia en la utilización del agua es superior al 90%; también, poseemos sistemas de información muy avanzados: el llamado Big Data, la digitalización y los programas que se están construyendo derivados de estas tecnologías.

Un nuevo informe de la FAO apunta los probables provecho y peligros socios a la nutrición del mañana

Una investigación prospectivo ahonda en las probables virtudes y intranquilidades que se relacionan con los nuevos alimentos, las novedosas tecnologías y considerablemente más.

En un nuevo informe anunciado en el tercer mes del año de 2022, por la Organización de las ONU para la Nutrición y la Agricultura (FAO) se examina la manera en que los primordiales causantes mundiales, como el desarrollo económico, los cambios en el accionar de los usuarios y las formas de consumo, el incremento de la población mundial y la crisis climática condicionarán la inocuidad alimenticia del futuro. La iniciativa de esta reflexión estratégica en un largo plazo es contribuir a los causantes de elaborar políticas a predecir futuras intranquilidades, en vez de reaccionar a ellas una vez se han materializado.

Deja un comentario