ejemplos de productos quimicos de sintesi utilizados en la agricultura

Agroquímicos, fitosanitarios, pesticidas, de esta manera son conocidos como los artículos químicos que tienen como finalidad remover a todo ser vivo que ponga en riesgo la longevidad de los cultivos agrícolas. Estos modelos se usan a lo largo de todo el período escencial de los cultivos, para de esta forma garantizar la mejor calidad y durabilidad del producto designado a consumo humano. No obstante, asimismo son la fuente de los primordiales focos de polución ambiental producidos por las explotaciones agrícolas.

¿Existe entonces la oportunidad de resguardar nuestros alimentos sin abonar el valor de tener que contaminar nuestro cuerpo y nuestro mundo?

Polución química

De esta manera, los nitratos, por servirnos de un ejemplo, fueron uno de los más importantes elementos contaminantes de los acuíferos subterráneos, al pasar de manera fácil desde el suelo. Algo semejante sucede con los fosfatos que, aparte de ocasionar la eutrofización de aguas dulces, el contenido en un metal pesado, el cadmio, puede producir problemas médicos en los humanos. Estos son de simple absorción por la parte de las plantas y, en casos como los frutos secos o la soja, se concentran en ellos. Todo lo mencionado piensa que, aparte de las implicaciones medioambientales, que se traducen en fenómenos como la lluvia ácida y la polución química del ecosistema, estamos con efectos potenciales sobre la salud humana de cara al desarrollo de algunos géneros de cáncer.

El manejo de modelos químicos agrícolas pide meditar en prevención. Esto piensa ofrecer información a quienes los gestionan, adecentar bien los sitios damnificados por contaminantes o valorar bien su presencia en el ambiente, por ejemplo medidas. Pero volvamos al comienzo, por el hecho de que hay una vía opción alternativa: la biológica y la natural.

Plaguicidas químicos de tercera generación

En años recientes se han creado nuevos compuestos químicos que se aplican como insecticidas en la agricultura, como es la situacion de los organoestánicos, los neonicotinoides (químicamente afines a la nicotina, y hoy día los insecticidas mucho más empleados), los piretroides (que emulan los efectos insecticidas de las piretrinas naturales), etcétera.

Más allá de los inconvenientes que los estudios científicos están probando que varios pesticidas están ocasionando a la salud y al medioambiente, se ha popularizado la utilización agrícola de estos compuestos químicos en el control de las plagas. Verdaderamente es realmente difícil saber el efecto de estos compuestos químicos en los organismos humanos. Puede demorar entre 20 o 30 años en manifestarse un efecto negativo en el organismo. Y la ciencia precisaría otros 20 años para probar la relación de causa-efecto. Con estos plazos de tiempo, en el momento en que un producto ocasionalmente se retire del mercado, para varias personas, para el medioambiente, quizás así sea tarde. Lo lógico sería que a la industria agroquímica se le demandara revisar los efectos de todas y cada una de las substancias de sus modelos a priori, y no a posteriori, por sus efectos sobre los alimentos y por consiguiente sobre la salud humana.

Deja un comentario