efectos de la erosion del suelo en la agricultura

El apunte está contenido en la Estrategia Nacional de Pelea contra la Desertificación que ha anunciado este año el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), que ubica a las 25 toneladas por hectárea y año, la barrera desde la como puede concluirse que ha entrado en un estado de alta erosión.

No es la situación donde están los 23,9 millones de hectáreas de área agrícola que hay en España, en tanto que hablamos de un valor medio y, como tal, oculta que hay zonas con erosión altísima y otras en las que este desarrollo está bajo control, gracias, en parte, a un mejor cultivo del suelo.

Trucos para eludir la erosión hídrica del suelo en nuestra explotación

Vimos las clases de erosión hídrica y la relevancia de preservar y proteger nuestro suelo para no perder fertilidad. Para no perder toneladas de suelo agrícola fértil años tras año, observaremos lo que tenemos la posibilidad de llevar a cabo para impedir la erosión hídrica del suelo en nuestra explotación.

Un suelo descubierto es el aspecto primordial que provoca que en nuestra finca tengamos erosión hídrica del suelo. Un suelo labrado o trabajado que quede completamente descubierto a lo largo de tiempo es un suelo muy vulnerable a las desgastes hídricas, al calentamiento y pérdida total de fertilidad y microorganismos.

¿Qué es la erosión del suelo?

La erosión del suelo es el desarrollo de desgaste de la extensión de la tierra como resultado del encontronazo de acciones geológicas (como las corrientes de agua o de deshielo), climáticas (como las lluvias o los vientos intensos) o por la actividad del humano (como la agricultura, la deforestación, la expansión de las ciudades, entre otros muchos).

campo

La erosión del suelo es un fenómeno discontinuo y retardado consistente en la movilización de desprendimientos de la área y que, en un largo plazo, crea cambios en el aspecto del lote. Hay situaciones en los que la erosión sucede de manera acelerada gracias a las catástrofes naturales o al accionar humano desmedido, lo que hace la humillación del suelo con pérdida de la materia orgánica y de los minerales.

¿Por qué razón se festeja ese día el 7 de julio?

Hasta hace unas décadas, el término «conservación» no se aplicaba con relación a el suelo. No existía una conciencia clara sobre las secuelas deplorables de la carencia de implicación política para su administración y protección.

A inicios del siglo XX, el científico Hugh Hammond Bennett lideró el movimiento de conservación del suelo en USA en la década de 1920. Instó al Gobierno de su país a que se enfrentara a la “amenaza nacional” de la erosión del suelo y creó una exclusiva agencia federal, el Servicio de Conservación del Suelo, siendo él mismo el primer directivo.

Deja un comentario