cuanto supone la agricultura en el pib de extremadura

Como en tantas otras ocasiones de crisis, el campo agrario volvió a ser el único que creció en tiempos complicados. Así sea por una crisis económica o por la presente marcda por la pandemia del Covid, la variación interanual del PIB agrícola fue la única efectiva (+6,3 %), en frente de los retrocesos en el resto de las ocupaciones en el segundo trimentro del año. No obstante, el Producto Interior Bárbaro (PIB) relativo a la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca medró un 3,6% en el segundo período de tres meses del año, si bien bajo el 4,4% que en el mes de julio va seguir el Centro Nacional de Estadística (INE) con los datos de la Contabilidad Nacional.

Pese a esta rebaja de desarrollo, el ámbito agropecuario y pesquero fue la única actividad económica con una evolución efectiva en el segundo período de tres meses de este ejercicio en frente de los primeros tres meses del año, puesto que el PIB generado por la industria cayó un -19,1% y el de servicios un -21,9%.

MÁS BUROCRACIA Y MENOS FONDOS, SEGÚN LAS OPAS

El presidente de la primordial asociación agraria de la zona -APAG Extremadura Asaja-, Juan Metidieri, es contundente al asegurar que la futuro las» se hizo «de espaldas al campesino y al ganadero, sin oír la voz de la verdad del campo, pensada a la defensa del medioambiente» y con «3,1 millones de euros menos de fondo». tixagb_7)

«Los productores somos los que mucho más hemos defendido el medioambiente siempre y en todo momento, pues si no se cultiva, se quedan en estado de abandono», remarcó antes de criticar el «enorme endurecimiento ambiental» de la política agraria social mediante los ecoesquemas, «realmente difíciles de utilizar para muchas producciones». Como un ejemplo, ha citado que «el arroz, el olivar o el cereal van a tener muy difícil el ingreso a un ecoesquema, por el hecho de que no se hicieron pactos a la verdad agronómica de la región».

¿Ha disminuido con la pandemia?

El Estado re capturar mucho más de 223.000 millones de euros en 2021, un 15% mucho más que en 2020 y un 5% mucho más que en 2019. Y lo hizo sin subir impuestos, algo que ciertos organismos económicos comienzan a atribuir al florecimiento de actividad que hasta la actualidad formaba una parte de la economía sumergida.

Las causas podrían tener que ver con la prohibición de efectuar pagos de sobra de 1.000 euros en efectivo, que eran muy recurrentes a la agricultura, tal como con el apogeo de los pagos con medios electrónicos a lo largo de la pandemia. También, estaría teniendo un papel esencial el rechazo de varios trabajadores a ser contratados a «b», puesto que de esta manera no podían entrar a ciertas ayudas a lo largo del Covid-19, como recogió Reuters en este informe.

Deja un comentario