cuando se incluyeron las medidas fiscales para la agricultura

Últimamente se hizo público el Emprendimiento de Ley de Capitales En general del Estado para 2023 en el que se tienen dentro distintas medidas fiscales trascendentes que van a entrar en vigor el 1 de enero de 2023. En el IRPF, por ejemplo noticias, se introduce un aumento de la tributación de la base imponible del ahorro, y en el impuesto sobre sociedades, una reducción del tipo impositivo para entidades de muy achicada dimensión.

Les notificamos que en el Folleto Oficial de las Cortes En general del día 8 de octubre de 2023, se ha anunciado Emprendimiento de Ley de Capitales En general del Estado (PLPGE) para el año 2023, por continuar con la tramitación y aprobación parlamentaria.

1.2. No obligación de declarar

Se eleva el umbral inferior de la obligación por no declarar respecto de los perceptores que tengan desempeños del trabajo. Específicamente, no tienen la obligación de enseñar la autoliquidación del impuesto los impositores que perciban rentas del trabajo de sobra de un pagador (y en otros teóricos muy específicos, como antes) si la suma de tales desempeños no sobrepasan los 15.000€ (antes 14.000€).

Se eleva la reducción aplicable a los trabajadores autónomos a nivel económico dependientes:

Reacciones

La organización agraria AVA-ASAJA considera “deficientes” las medidas fiscales aprobadas, dirigidas al ámbito . Demanda que el Gobierno prosigue discriminando entre los labradores adjudicatarios por los índices correctores a cultivos de regadío que usan energía eléctrica, en tanto que únicamente se van a poder acoger a esta rebaja fiscal quienes riegan sus explotaciones mediante comunidades de regantes, pero Hacienda deja fuera a los labradores que riegan desde otras entidades como cooperativas, SATs o sociedades civiles, etcétera.

Otra crítica de AVA-ASAJA es la revisión, para el ejercicio 2023, del régimen tributario de las ayudas directas desacopladas que los labradores reciben por medio de la Política Agrícola Común (PAC). Hasta la actualidad, estas subvenciones se amontonaban en los capital percibidos de la venta de los cultivos para calcular sobre la cantidad total el índice de desempeño neto, que puede reducirse frente ocasiones inusuales. La noticia publicada ayer en el BOE dicta, no obstante, que en el momento en que el perceptor de la asistencia directa consiga capital por ocupaciones agrícolas o ganaderas, diferentes de la subvención, que supongan menos del 25% del importe total, el índice de desempeño neto a utilizar sobre las ayudas directas va a ser del 0,56 y, por consiguiente, comportará una mayor carga fiscal a esos labradores o ganaderos que padezcan una pérdida esencial de la producción comercializada.

Deja un comentario