cuál es el tipo de suelo apto para la agricultura

El suelo agrícola forma la primordial fuente de nutrición para los cultivos. De ahí que, es indispensable conocerlo y cuidarlo.

El género de suelo que existe en una explotación agraria es un aspecto fundamental para el preciso desarrollo de los cultivos, en tanto que es la fuente desde la que la planta absorbe la mayoría de los nutrientes.

¿Qué géneros de suelos hay?

Los modelos de suelo asimismo se tienen la posibilidad de clasificar sabiendo su composición. Ahora, le enseñamos las primordiales peculiaridades de las clases que hay.

Clasificación de los modelos de suelos agrícolas

Los modelos de tierra de cultivo tienen la posibilidad de ser clasificados atendiendo a distintas peculiaridades distintas, que en grupo nos dejarán hacernos un concepto de la calidad del suelo agrícola que nos encontramos examinando.

Una manera fácil de clasificar los modelos de suelo sería atendiendo a sus especificaciones físicas y sus especificaciones químicas. Un análisis químico de la tierra puede arrojar luz sobre ciertos datos atrayentes como tienen la posibilidad de ser el pH, la proporción de materia orgánica o el contenido de ciertos elementos químicos claves para el acertado desempeño fisiológico de los vegetales.

Suelos arcillosos

Los suelos arcillosos, en contraste a los precedentes, retienen bastante superior el agua. Reciben este nombre pues están formados en un 45% por arcilla. Se identifican por la elevada fertilidad del suelo, puesto que aprovechan realmente bien los nutrientes del agua. Si bien son suelos muy fértiles, su baja porosidad provoca que sea realmente difícil trabajarlos apropiadamente y necesitan una mayor proporción de cuidados.

Además, la acumulación de agua puede complicar el aireación de las raíces de los cultivos y puede lograr que se pudran. De ahí que en esta clase de suelo se acostumbran a plantar cultivos que se identifican por tener raíces mucho más profundas, como por poner un ejemplo el nogal.

Tierra negra

En el momento en que charlamos de tierra fértil, indudablemente, hacemos referencia a la tierra negra. Los suelos humíferos, como asimismo se conocen, están permitidos para el cultivo y, en verdad, son la opción mejor para esta actividad gracias a su composición en materia orgánica.

Este género suelos, generalmente llamado humus, se caracteriza no solo por su color obscuro, sino más bien asimismo por absorber de manera perfecta el agua y por dar provecho para la vegetación que se expanda merced a su combinación de elementos orgánicos, entre aquéllos que están: hojas, tallos, semillas, heces, restos de animales en descomposición, hongos y mucho más.

Deja un comentario