consecuencias en el medio ambiente de la agricultura intensiva

Según un nuevo estudio en todo el mundo comandado por científicos de la Facultad de Cambridge, la agricultura de pequeña escala y/u orgánica que semejan ser «mucho más afables» con el medioambiente, de todos modos tiene mucho más costos ambientales y empleo de tierra por unidad de alimento producido en comparación con la agricultura intensiva de «prominente desempeño», que usa menos suelo y agua.

Ecosistema del Mar Menor

Este cambio de paisaje, adjuntado con la utilización intensivo de fertilizantes y químicos agrícolas, tiene secuelas «muy perceptibles» para el ecosistema del Mar Menor, recordó Ecologistas en Acción, que lamentó que esta observación llevada a cabo a lo largo de décadas por activistas medioambientales y científicos no sirvió a fin de que las gestiones actuasen.

La organización ha apuntado que el agua de lluvia «no es bienvenida» en los cultivos intensivos, cuyos dueños priorizan su evacuación rápida para eludir encharcamientos que estropeen el cultivo, habitualmente derivando estos caudales a canales de drenaje ahora exactamente las mismas ramblas.

Prácticas agrícolas sostenibles

En contraste a la agricultura intensiva y extensiva, la agricultura sostenible fundamenta la práctica en 3 objetivos: a nivel económico productivo, actividad popular y respeto por el medioambiente. Como es natural, la agricultura es una actividad con la que se desea conseguir un beneficio económico y, en este sentido, la agricultura sostenible persigue ese propósito. Por este motivo, se apoya en 2 ideas clave: aumentar al máximo el desempeño de los cultivos y reducir el gasto insignificante en insumos como fertilizantes o agua, aplicándolos solo dónde y cuándo sea preciso.

En lo que se refiere al precaución del medioambiente, una administración sostenible se apoya en los próximos puntos: una administración cautelosa y responsable del agua; minimización de la polución del suelo, el agua y el aire; protección de la biodiversidad; minimización del empleo de modelos químicos y adopción de técnicas que cuiden las características del suelo, como la agricultura sin cultivo.

¿Qué es la agricultura intensiva?

Tenemos la posibilidad de determinar la agricultura intensiva como el procedimiento de producción agrícola en el que se utiliza los medios de producción de manera intensiva. Con esto, lo que hablamos de hallar es aumentar al máximo la producción del lote en un corto plazo, logrando la mayor proporción de producción.

Para hallar aumentar al máximo la producción se usan ciertas técnicas como la utilización de semillas escogidas, distintas costumbres de regadío, maquinaria enfocada, fertilizantes y fitosanitarios.

Desventajas

Entre los primordiales inconvenientes que este género de cultivos muestra es que el gasto energético y de agua que se genera es muy mayor a otros géneros de agriculturas. Además de esto, si se hace una mala administración, los suelos se resienten por su exceso de trabajo, lo que puede ser amenazante para los terrenos.

Muy relacionado con esto hay una de las considerables protestas de los campos ecologistas a lo ancho y largo de todo el mundo: para conseguir buenos desempeños, la agricultura intensiva mal gestionada abusa de fertilizantes y plaguicidas que, en ciertos casos , tienen la posibilidad de terminar afectando a la salud de los usuarios.

Deja un comentario