consecuencias del aumento del nivel del mar en la agricultura

El cambio climático se refiere a los cambios en un largo plazo de los patrones climáticos, como la temperatura y las precipitaciones. Estos tienen la posibilidad de ser naturales a consecuencia de las variantes del período del sol, pero desde el siglo XIX son las ocupaciones humanas el primordial motor gracias a la revolución industrial.

Como resultado, se da un calentamiento global, impulsado por la acumulación de gases en la atmósfera terrestre. Siempre y en todo momento hubo variantes, pero hoy día vivimos una marcada aceleración, eminentemente gracias a las considerables emisiones de CO2, la deforestación y la destrucción de ecosistemas.

Acciones específicas 

En el momento en que acabaron las charlas, el párroco Alejandro Gaviria logró una reflexión sobre las medidas que se tienen la posibilidad de tomar para resguardar los océanos y proteger la agricultura. En la situacion de los biocombustibles, apuntó, lo razonable es desarmar las políticas públicas de subvención. No obstante, para frenar esta aceleración azul se precisan cambios colectivos que son mucho más bien difíciles de impulsar. Pareciese, ha dicho, que en frente de la agricultura hay medidas visibles que se tienen la posibilidad de tomar; en los océanos no es tan simple.

De hecho, Vilardy mencionó que se precisan tomar medidas frente al modelo en el que intervenimos el océano pero “no lo nos encontramos tratando”. Por su lado, Ximena Rueda ha señalado que en la situacion de la agricultura los humanos «nos hemos proporcionado cuenta antes de lo que pasaba, de los impactos de los pesticidas, por poner un ejemplo, y hemos tomado conciencia». Charló en verdad de las campañas de publicidad de Green Peace que han demandado a las compañías agrícolas cambios específicos. En ese aspecto, el papel del cliente para incitar o desincentivar la producción es clave.

Cuál es la situación de hoy de la agricultura y el cambio climático en España

España fue el país anfitrión de la cima pasada del Tiempo COP25. Según se anunció a lo largo de esta, este se encuentra dentro de los países donde el encontronazo del cambio climático va a ser mayor. Su riguroso litoral marítimo, su localización geográfica y sus especificaciones medioambientales lo transforman en un territorio singularmente vulnerable.

Entre los inconvenientes socios con el calentamiento global está el recrudecimiento de los fenómenos meteorológicos. Esto piensa tormentas mucho más violentas y también profundas, un empeoramiento de los periodos de sequía y cambios de temperatura significativos. En la zona mediterránea la temperatura sube un 20% mucho más veloz que la media mundial, y se ha aumentado ahora un nivel y medio desde la temporada preindustrial, según los datos.

Encontronazo sobre los mucho más ricos

El Atlas de Impactos Climáticos del G-20, primer estudio de este género, junta proyecciones científicas sobre de qué forma se manifestarán los impactos climáticos en los países mucho más ricos de todo el mundo en los próximos años. En el informe se comprueba que, en una senda de altas emisiones, los impactos climáticos se disparan para ocasionar “daños asoladores en todo el Grupo de los veinte”.

La investigación exhibe que el incremento de las temperaturas y las multitud de calor profundas podrían ocasionar sequías graves, conminando el suministro de agua fundamental para la agricultura, ocasionando pérdidas gigantes de vidas humanas y incrementando la oportunidad de incendios fatales. En ciertos países esto podría representar que:

Deja un comentario