composicion ideal del suelo agricultura arena arcilla materia orgánica

La textura señala el contenido relativo de partículas de diferente tamaño, como la arena, el limo y la arcilla, en el suelo. La textura debe ver con la sencillez con la que se puede trabajar el suelo, la proporción de agua y aire que retiene y la agilidad con la que el agua penetra en el suelo y lo atraviesa.

Para entender la textura de una exhibe de tierra, separe primero la tierra fina*, todas y cada una de las partículas de menos de 2 mm, de las partículas mayores como la grava y las piedras. La tierra fina es una mezcla de arena, limo y arcilla.

Género de suelo agrícola

La ciencia que estudia la relevancia del suelo en la agricultura es la edafología. Esta especialidad ha clasificado el suelo en 4 géneros de suelos:

  • arcillosos
  • francos
  • areniscos
  • suelos hay?

    Las clases de suelo asimismo se tienen la posibilidad de clasificar sabiendo su composición. Ahora, le enseñamos las primordiales especificaciones de las clases que hay.

    Clasificación de los modelos de suelos agrícolas

    Las clases de tierra de cultivo tienen la posibilidad de ser clasificados atendiendo a distintas peculiaridades distintas, que en grupo nos dejarán hacernos un concepto de la calidad del suelo agrícola que nos encontramos examinando.

    Una manera simple de clasificar los modelos de suelo sería atendiendo a sus peculiaridades físicas y sus peculiaridades químicas. Un análisis químico de la tierra puede arrojar luz sobre ciertos datos atrayentes como tienen la posibilidad de ser el pH, la proporción de materia orgánica o el contenido de ciertos elementos químicos claves para el preciso desempeño fisiológico de los vegetales.

    La porosidad de un suelo como aspecto de calidad

    La composición de un suelo va a depender tanto de sus elementos como de los espacios vacíos que haya entre las distintas partículas. Estos vacíos entre materiales se los conoce como poros y determinan el ideal de un suelo de cara a su valía agrícola dependiendo de la aptitud para estar ocupados por agua, aire o gases ventajosos para el avance edafológico. Según su porosidad, un suelo puede formar parte a 2 categorías diferentes.

    • Macroscópico. El tamaño de sus poros es grande y estos están rellenos de aire en su mayor medida. El agua puede discurrir de manera fácil por medio de ellos. Los suelos de tipo arenoso son un excelente ejemplo de esto.

    • Microscópico. En este segundo caso el tamaño de los poros es menor y el agua, si bien es con la capacidad de discurrir entre ellos, es doblegada a un mayor desarrollo de retención. Los arcillosos son el pensamiento de esta clase de tierras.

Deja un comentario