como influye las fases de la luna en la agricultura

Galileo Galileo fue el primero en ver la Luna por medio de un telescopio, lo que fue bastante para desmitificar su presencia, puesto que anteriormente en múltiples civilizaciones era considerada como una diosa. La Luna es el astro mucho más grande y refulgente que se puede ver tras el Sol y el cuerpo celeste mucho más próximo al mundo Tierra.

Tal como la Tierra se desplaza cerca del Sol, la Luna se desplaza en torno a la Tierra. Una vuelta de traslación completa dura precisamente 27 días y 8 horas. Los fenómenos que tienen relación con la predominación de la Luna en la tierra son: las mareas (pleamar y bajamar), los eclipses (de Sol y de Luna respectivamente) y sus fases lunares (Luna novedosa, Cuarto creciente, Luna llena y Cámara menguante).

Cámara menguante.

Hablamos de la etapa contraria a la Cámara creciente, si bien sus efectos sobre la agricultura son afines. La Luna va perdiendo visibilidad y la savia empieza a moverse nuevamente hacia las partes inferiores de las plantas. Este suceso hace un avance irregular, con mayor incidencia en las raíces que en las hojas.

Ciertas tareas recomendadas a lo largo de esta etapa son el abonado, la plantación de árboles de hoja extendida o la siembra de hortalizas de raíz.

Cuarto menguante

De esta forma, en el momento en que está en cuarto menguante (luna con apariencia de letra C) la savia se reúne en las áreas subterráneas con lo que es conveniente cultivar ajos, , cebollas, rábanos, distintos géneros de rábanos, papas y hortalizas con bulbos. Asimismo es aconsejable cosechar ciertas hortalizas como la espinaca y la lechuga. Además de esto, en cuarto menguante es recomendable injertar o recortar sarmientos y podar.

Particularmente en cuarto creciente la luna es similar a la letra D, en este tiempo la savia se ubica única en la parte aérea y, en esencia, este estado favorece la poda en los árboles que se desea conseguir mucho más desempeño , en las hortalizas que se ingieren en la parte aérea y no se le da relevancia al espigado provocado por el calor.

¿Sabías que… La Luna ayuda al desarrollo, germinación o fructificación de los cultivos?

De este modo es, la savia de las plantas, la fotosíntesis o el arraigo de las semillas son ciertas etapas de desarrollo que están influidas por las fases lunares. De esta manera la planta prosperará de una manera u otra según la etapa lunar de la siembra.

A lo largo de esta etapa, nuestra luna se oculta tras el Sol, reduciendo sensiblemente los rayos que esta refleja.

Cámara menguante

En esta etapa la intensidad de los rayos lunares empiezan a reducir.

Este es buen periodo para el trasplante y se vió un desarrollo veloz y vigoroso de raíces. Al existir poca proporción de luz el desarrollo del follaje es retardado, con lo que la planta puede usar parte importante de su energía en el desarrollo del sistema radicular. Con su raíz robusta y bien formada, la planta puede conseguir suficientes nutrientes y agua para un desarrollo exitoso.

Deja un comentario