como era antes la agricultura y como es ahora

Para comprender la agricultura de hoy debemos entender de qué forma llegamos hasta aquí. Se conoce como revolución agrícola en los instantes de cambios en las técnicas agrícolas que causan enormes incrementos de la producción, la última es la famosa como revolución verde.

La revolución verde, tiene relación a una secuencia de indagaciones, desarrollos y también ideas de transferencia de tecnología (desde otros ámbitos de la industria), empieza en los años 40 pero resaltan las décadas entre los 60 y los 80, del siglo XX, incrementó la producción agrícola en el mundo entero.

¿Qué diferencia existe entre la agricultura clásico y actualizada?

Entre las primordiales especificaciones de la agricultura clásico es la poca tecnificación y la sepa en la utilización de la tecnología. De ahí que, su producción, que no es a escala, acostumbra alcanzarse únicamente para el consumo del agricultor, para el abastecimiento de familias o territorios pequeños.

En un caso así, el agricultor trabaja la tierra con herramientas agrícolas manuales como la hoz, la azada o la pala. En el caso de tener un tractor, este no es empleado a su máximo potencial.

Las primeras herramientas para la evolución de la agricultura

El paso inicial que brindaron las comunidades para desarrollar una técnica agrícola llegó con el cambio en el régimen de la piedra.

Esto causó la aparición de distintas útiles para cultivo y el procesamiento agrícola: por poner un ejemplo, brotaron las primeras azadas para cosechar.

Regadio a la agricultura

Las técnicas de regadío en esta temporada consistieron primordialmente en sistemas de aprovechamiento del agua de lluvia, para pasar después a la construcción de sistemas con los que desviar el curso de los ríos, embalses y construcción de canales para su distribución, de las que fueron causantes la primera civilización que conoce la raza humana: los sumerios. De esta temporada asimismo datan los viejos jardines colgantes de Babilonia, a riberas del río Éufrates (Mesopotamia), conocidos por ser predecesores del cultivo hidropónico de plantas que se ejerce hoy día. Pintura producida en el siglo XIX, representa una visión idealizada de los Jardines Colgantes de Babilonia.

  1. El arado sobre ruedas en oposición al arado de roma: este dejaba abrir surcos al unísono que eliminar la tierra.
  2. Reemplazar el toro por el caballo para labrar los campos: dejaba trabajar mucho más veloz y orear mejor el suelo.
  3. La rotación trienal, que consistía en cambiar los cultivos en tres parcelas distintas: 2 con cultivo de cereal o leguminosas y el otro en barbecho, en rotación a lo largo de tres años. De este modo se incrementó la eficacia y diversificación de los terrenos.

Deja un comentario