como controlar las malas hierbas en la agricultura ecologica

El pasado lunes 12 de diciembre el CDR O Viso recibió en el XPazo (Xinzo de Limia) la segunda visita de las representantes de la Facultad de Vigo en el marco del programa Biocuidados, dirigido por COCEDER. María Dapía Conde y Fátima Braña Rey, de la Facultad de Vigo (Campus Ourense), y Carmen Bohórquez, Guadalupe Bardón y Antonio R. Corbal, por la parte del CDR O Viso, se juntaron nuevamente tras haber tenido una primera entrevista en el mes de octubre, para continuar continuando en la implementación del emprendimiento tras el acercamiento a nivel estatal que tuvimos los pasados ​​días 29 y 30 de noviembre en Codos (Zaragoza).

Desde el centro de avance rural desean agradecer el acompañamiento y la cercanía de María y Fátima, profesoras de las áreas de Teoría y también Historia de la Educación y Antropología Popular, respectivamente; las dos del Departamento de Análisis y también Intervención Psicosocioeducativa y competidores en el Conjunto de investigación Astronomía, Astrofísica, Antropología Cultural y Educación. Con líneas de investigación en Ocio, Calidad de vida y Personas Mayores.

En el caso de exceso de malas yerbas…

Evidentemente, puede darse el en el caso de que las medidas precautorias resulten deficientes y sea preciso recurrir a la supresión de las malas yerbas que hayan proliferado en demasía. En explotaciones pequeñas o que tengan personal bastante, se tienen la posibilidad de hacer controles manuales que integren operaciones de siega o escarda. Otra alternativa menos costosa es usar utensilios o herramientas de arrastre.

La utilización de herbicidas y otros artículos químicos asimismo está muy extendido en la supresión de malas yerbas. Estos artículos, entre aquéllos que luce por su popularidad el glifosato, son enormemente efectivos. No obstante, la utilización de exactamente los mismos ha de ser controlado, en tanto que su fácil app puede perjudicar de manera negativa a la salud de los obreros, del propio suelo y de los artículos que se cultiven.

¿Por qué razón piensas que las mal llaman “malas yerbas”? ¿Quién las condenó?

El hombre. En el momento en que comenzó la revolución verde o agricultura industrializada, se les acusó de varios perjuicios en el momento de cultivar, trabajar el suelo y cosechar los cultivos.

Merced a la inyección de dinero de las propias industrias, fue tan simple como llevar a cabo en la cabeza de los labradores, así sea por libros, gacetas de agricultura o tutoriales subvencionados, la concepción de que estas yerbas atraerían plagas, estropearían sus cosechas o sencillamente “no darían un óptimo aspecto a sus campos”, lo que incentivó a varios labradores a declararle la guerra a estas plantas por el mero hecho de que resultan un estorbo para los intereses personales y del avance de sus campos y por consiguiente de su economía.

Lo destacado: técnicas precautorias para supervisar malas yerbas

Como en la pelea contra plagas y patologías, lo destacado para supervisar malas yerbas es eludir que aparezcan o, cuando menos, que lo hagan de manera masiva . Vamos, lo habitual: impedir antes que sanar.

Ciertas medidas precautorias para supervisar malas yerbas que puedes adoptar en tu huerto ecológico son:

Deja un comentario