como afecta el cambio climatico la agricultura en colombia

Según con el informe de la Organización de las ONU para la Nutrición y la Agricultura – FAO (2018), la variabilidad y los extremos del tiempo son un aspecto clave del incremento de la inseguridad alimenticia en el planeta. El cambio climático, en este momento exacerbado con la pandemia, perjudica de manera negativa a todas y cada una de las dimensiones de la seguridad alimenticia y la nutrición.

Para la situacion de América Latina y el Caribe, en 2020, esta zona experimentó incrementos significativos en temas de desnutrición, al paso que se vio perjudicada por catastrofes relacionados con el tiempo, lo que señala que el apetito es mayor y ha incrementado en países damnificados por fenómenos climáticos.

Puerta de entrada para la transición

Según con Ximena Rueda, PhD en Geografía y también estudiosa de temas agrícolas, la agricultura “es la puerta de entrada para la transición que se precisa en oposición al cambio climático”. Por su colosal aptitud adaptativa y por el potencial de sostenibilidad, una exclusiva agricultura puede probar de qué manera llevar a cabo un empleo diferente de los elementos naturales. En Colombia, añadió Rueda, primeramente debe examinarse la política agrícola, en tanto que se ha desarrollado al acomodo de los enormes dueños de la tierra y se han entregado gigantes subsidios al agua ahora la tierra que terminan favoreciendo al “1% de los dueños”:

En Colombia, añadió, la mayor parte de productores están apartados y depauperados, con vías terciarias “en condiciones lamentables”.

agricultura

Además de esto, la mayor parte carecen de asistencia técnica y la corrupción todavía es elevada. “Es un milagro que el 60% de la comida la generen los labradores del país, en tanto que aparte de no tener derecho sobre la tierra, tampoco tienen muchas opciones de efectuar inversiones en sostenibilidad y hay un miedo al desposeo muy grande”.

Sobre FONTAGRO

FONTAGRO se creó en 1998 con el propósito de fomentar el aumento de la competitividad del campo agroalimentario, asegurando el manejo sostenible de los elementos naturales y la reducción de la pobreza en la zona. La meta de FONTAGRO es establecerse como mecanismo de financiación sostenible de cara al desarrollo de tecnología agropecuaria en América Latina y Caribe, y también instituir un foro de discusión para la discusión de temas primarios de innovación tecnológica. Los países integrantes son: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Honduras, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. En los últimos 21 años se han cofinanciado 144 interfaces regionales de innovación agropecuaria por una suma de US$112 millones, que alcanzó 230 instituciones y 29 países en todo el mundo

Deja un comentario