cita los tres principios de la agricultura de conservación

El día 5 de diciembre de todos los años es la fecha elegida, desde 2014, por la Organización de las ONU para la Nutrición y la Agricultura (FAO) para la celebración del Día Mundial del Suelo. La meta de esta celebración de forma anual no es otro que la necesidad de mentalizar a la sociedad sobre la relevancia de fomentar la protección y conservación del suelo, incidiendo en el diseño, app y difusión de aquellas prácticas sostenibles que dejan el cuidado perfecto, tal como su restauración a medio y largo período. Hace décadas que en el ámbito agrícola se tiene una conciencia muy arraigada del papel fundamental que desempeña el suelo en el desarrollo y eficacia de los cultivos, puesto que piensa su primordial fuente de nutrientes.

El suelo es de hecho el primordial activo que tiene la agricultura en la Unión Europea. No obstante, estamos con tierras que llevan varios siglos en producción y cuya exposición tanto a las condiciones climáticas, como a las técnicas comúnes usadas por los labradores, han causado un desarrollo de erosión acelerado que piensa una esencial pérdida de suelo. Esta situación debe estar preocupados y ocuparnos.

¿Qué busca y por qué razón se hace la agricultura de conservación?

Como vimos antes, la agricultura de conservación fomenta sostener siempre y en todo momento una cubierta vegetal u orgánica persistente en el suelo. Este punto provoca que realizando la agricultura de conservación aumentemos el contenido de materia orgánica de nuestros suelos y consecuentemente sea un reservorio de carbono (captación de CO2 atmosférico).

Además de esto, eludiendo las prácticas de cultivo asimismo disminuimos las emisiones de CO2 por combustión de gasoil.

¿Qué es la agricultura regenerativa?

En las filosofías que se relacionan con la producción agroalimentaria, en los últimos tiempos se consolidó la agricultura regenerativa, o agricultura orgánico-regenerativa, un procedimiento de reconversión que combina técnicas modernas y entendimientos ancestrales.

En la raíz de este enfoque está la iniciativa de ayudar con la naturaleza -abandonando el deseo de dominarla- para regenerar el suelo, sin empobrecerlo ni contaminarlo, como en cambio sucede en el momento en que se aplica una agricultura intensiva muy combativa, con la utilización de fertilizantes, agroquímicos y enormes movimientos de tierras.

Evaluación de la sostenibilidad: ¿es sostenible un plan, programa o emprendimiento? Qué es sostenible la administración?

La evaluación ambiental de un plan o programa en Europa lleva por nombre evaluación de la sostenibilidad. De todos modos, la evaluación de la sostenibilidad puede alcanzar a efectos de proyectos, procesos o artículos diseñados, controlados o completados por la clase humana. Para calificar algo de sostenible o apreciar su nivel de sostenibilidad, solo es requisito comprobar el cumplimiento de los principios anteriores.

Deja un comentario