campos de agricultura de los años 60 en españa

Las estadísticas oficiales corroboran el envejecimiento de la población agraria y la carencia de relieve generacional que padece el campo agrario español y que lidera la Comunitat Valenciana.

Una investigación elaborado por la Asociación Valenciana de Labradores (AVA-ASAJA) desde los datos del Censo Agrario 2020 del Gobierno declara que la Red social Valenciana registra la edad media de los amos de explotaciones agrarias mucho más alta de España con 64,4 años.

Primordiales cultivos en España

Según datos que corresponden a 2020, los campos de cultivo del viñedo generaron 46.5 millones de toneladas de uva para vino y mosto, lo que ubica los viñedos como el primordial cultivo en España. Le prosiguen, a bastante distancia (20 millones de toneladas), los cereales; la producción de este cultivo ha incrementado en los últimos tiempos, pero, no obstante, gracias a la alta demanda en el país, es un producto que se importa primordialmente -lo que se vió que es un inconveniente para la dependencia de España del cereal de Ucrania, cuyas exportaciones se han detenido por el enfrentamiento con Rusia.

La situacion de los cereales es anómalo, en tanto que España es eminentemente exportador de modelos agrícolas, más que nada de frutas y hortalizas, en especial en Alemania y Francia. Merced a las exportaciones, en 2020 el campo tuvo un superávit de precisamente 21.200 millones de euros.

Paso 6: ¡Qué debe realizar un agricultor: investigación, investigación y de nuevo investigación!

Según el Centro de Temas Rurales, “en la economía preindustrial, la riqueza se encontraba de manera directa enlazada a la propiedad de la tierra. Cuanto mucho más suelo tenga, mucho más va a poder generar y mucho más dinero va a ganar. En la economía industrial, la gente que tenían ingreso al capital para crear factorías y sistemas de distribución consiguieron su riqueza. El día de hoy nos encontramos en una economía fundamentada en el saber. La riqueza en este momento fluye hacia quienes saben algo que otros no”.

Esto es primordial para un agricultor. En cientos y cientos de casos, observamos a un conjunto de campesinos en un área especial cultivando un producto concreto precisamente del mismo modo. Estos labradores generan el mismo producto, pero en el final solo uno puede venderlo a un precio mucho más prominente. Este productor probablemente halla efectuado una investigación intensa para localizar mercados en el extranjero o elegir un embalaje diferente para sus artículos. En la situacion de las yerbas, este productor puede destilar el producto y vender el aceite fundamental, en vez de vender la masa floral a bajo precio. Este productor probablemente va a ser un agricultor de forma exitosa a lo largo de varios años mucho más, al tiempo que todos los otros labradores (que confían en la sabiduría usual) siempre y en todo momento se quejarán de que no consiguen ningún beneficio y de que la agricultura no es financieramente sostenible. Los labradores de 2020 y mucho más allí tienen que efectuar una investigación intensa (365 días por año si es viable) sobre novedosas técnicas de cultivo y novedosos destinos empresariales para sus cultivos que ya están, nuevos usos de sus artículos, nuevos envases, canales de venta alternos, nuevos cultivos rentables que tienen la posibilidad de progresar en sus zonas, etcétera.

Deja un comentario