aragon.responsable daños en la agricultura por el jabal

Afirma Fernando Ballesteros (1998) en su reconocido libro “LAS ESPECIES DE CAZA EN ESPAÑA” que el nombre de jabalí procede del árabe hinzir gabali (cerdo salvaje) derivado por su parte de gábal (montaña). Cita Ballesteros la presencia de 25 subespecies siendo la más habitual en la Península Ibérica el S. s. Castilianus, si bien hace aparición en el sur de la península el S.s. baeticus, menor de dimensión.

En un monográfico como este de Caza Mayor aparecerán todas y cada una de las especificaciones autorizadas y datos sobre todos y cada uno de los puntos biológicos que hay en torno al jabalí, con lo que yo solo charlaré de ciertas cuestiones que me semejan atrayentes pues viran cerca de entre los daños mucho más graves que hace el jabalí: los accidentes en rutas. Ahora mismo, la novedosa Ley de Tráfico y Seguridad Vial ordena en su así: “En accidentes de tráfico causados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas va a ser responsable de los daños a personas o recursos el conductor del vehículo, sin que se logre reclamar por el valor de los animales que penetran en aquellas. Sin embargo, va a ser responsable de los daños a personas o recursos el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el dueño del lote, en el momento en que el incidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una género de caza mayor llevada al mismo día o que haya concluido 12 horas antes de aquel. Asimismo va a poder ser responsable el titular de la vía pública donde se genere el incidente a consecuencia de no haber reparado el cierre de cierre en período, si procede, o por no tener la señalización concreta de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de automóviles con exactamente los mismos”.

campo

La situación en La capital española y Aragón

Una situación afín se genera en la red social de La capital de españa donde hay perseverancia de presencia de cerdos salvajes aun en las calles de ayuntamientos como Torrelodones. Fuentes del Gobierno autonómico han señalado que no tienen un censo de hoy en la zona, pero que «puede considerarse como una clase en franca expansión».

En este sentido, la Consejería de Medio Ámbito y Ordenación del Territorio de la red social autónoma está haciendo actuaciones para su control en lote rústico, más allá de la complicación de ser una clase que efectúa largos desplazamientos en solo una día.

El lobo, único depredador

En verdad, ahora se están aproximando a núcleos urbanos de muchas ciudades. La falta de un depredador natural, como puede ser el lobo, y su alta tasa reproductiva (con la capacidad de criar un par de veces por año con hembras que son fértiles a los 12 meses de vida) han causado que su población haya crecido de preocupante en la ciudad, eminentemente en los 2 últimos años. El confinamiento del pasado año, como no había tenido un control cinegético, asimismo fué clave para este incremento de la natalidad.

Son copiosos y costosos los daños que esta clase está ocasionando, por poner un ejemplo, en la agricultura y la fauna autóctona en Orihuela (Alicante), aparte del aumento de accidentes de tráfico en los que están implicados estos animales en las rutas oriolanas, como testimonian los reportes de la Guarda Civil y la Policía Local.

Medidas para asegurar la seguridad vial

Por otro lado, la Conselleria de Infraestructuras y Movilidad notificó sobre las medidas concretas adoptadas para eludir accidentes ocasionados ​​por la irrupción de ejemplares de jabalí en las rutas de Galicia.

Entre las medidas resaltan la implantación en la autovía Nadela-Sarria de valla reforzada a los dos lados para achicar estos siniestros o las actuaciones que se van a llevar a cabo en la situacion del AG-64 Ferrol-Vilalba para atenuar los peligros que estos animales desarrollan.

Deja un comentario