agricultura secano formas de labrar la tierra cereales vertederas cultivadores

Nuevamente estamos en una dicotomía: ¿usar mucho más información pero menos energía para generar mucho más con el acolchado y el no arado o escogemos máxima producción y continuar perdiendo suelo en pos de nuestra tranquilidad?

Maquinaria para app de fitosanitarios

La maquinaria de precisión agrícola deja, a través de la utilización de tecnologías destacables, o gadgets integrados en las máquinas, hacer de manera automática la dispersión de artículos fitosanitarios y fertilizantes.

La optimización de la dosificación y la dispersión de herbicidas y abono líquido y sólido, adjuntado con la reducción de horas de trabajo, deja mejorar su coste y ahorrar en consumos. Las tecnologías, además de esto, evitan solapamientos de tratamientos en el momento en que las máquinas vuelven a un área ahora tratada, o que no requiere régimen para eludir sobredosis.

Unas partes de un Arado de Vertedera

El arado tiene la posibilidad de tener desde 1 a 12 cuerpos, y estos están constituidos por:

      Bastidor: el esqueleto del esqueleto van sujetos todas y cada una de las partes que trabajan la tierra.
    • Reja: penetra en la tierra y efectúa el corte horizontal en una porción de suelo. Hay diversos tipos de rejas para arados de vertedera y dependen de los terrenos donde se trabaje.
    • Vertedera: ejecuta el volteo de la banda de esta porción de suelo cortado.
    • Hoja: puede ser curva o recta y contribuye a efectuar el corte vertical del lado del suelo.
    • Talón: base que aguanta todas las vertederas y contrarresta las fuerzas de resistencia del lote.

    OBJETIVOS DE LA PREPARACIÓN DEL SUELO

    • Dejar caer y eliminar el suelo para hacer condiciones convenientes a la circulación del agua y gases en la región arable del suelo, en el momento de hacer más simple el avance radicular del cultivo que se quiere detallar.
    • Producir condiciones inmejorables de blando del suelo para la germinación de la semilla.
    • Supervisar y eliminar las malas yerbas que compiten con el cultivo.
    • Acrecentar la aptitud de retención de humedad del suelo.
    • Remover esos insectos que forman plagas, sus larvas, huevos y sitios de avance.
    • Integrar restos vegetales, fertilizantes y fomentar un aumento de la actividad bacteriana y un incremento de la materia orgánica.

    No hay un orden prioritario de relevancia en los objetivos planteados, dada la gran pluralidad de inconvenientes de suelo, malas yerbas, plagas y de humedad presentes en los campos, en todo el país.

Deja un comentario