Agricultura global y almacenamiento en frío

Cada año, 80 millones de personas se suman a la población mundial. En esta población en crecimiento, las tasas de consumo de alimentos se están disparando. A medida que crece la agricultura global, existe una demanda mundial para expandir la industria del almacenamiento en frío. Los alimentos perecederos son el sector del comercio agrícola más grande, más rentable y de más rápido crecimiento.

Además, las categorías de alimentos congelados y refrigerados para las industrias minorista y de servicio de alimentos están en aumento. Dados estos aumentos dinámicos, la cadena de frío se está convirtiendo rápidamente en un elemento central de todo tipo de comercio mundial en casi todos los productos básicos. A su vez, los almacenes refrigerados están creciendo para mantenerse al día y ofrecen servicios más especializados e individualizados a aquellos en la industria de fabricación de alimentos.

La globalización ha hecho que la distancia relativa entre áreas del mundo sea mucho más pequeña; sin embargo, la separación física de estas mismas regiones sigue siendo una realidad muy importante. Cuanto mayor sea la separación física, más probable es que la carga se dañe al moverse en los procesos de importación y exportación. Para garantizar que los envíos no se vean comprometidos durante el transporte, muchas empresas recurren y confían en la tecnología de la cadena de frío.

La industria del almacenamiento en frío se está expandiendo y yendo más allá de una unidad de congelación tradicional. El mercado consta de muchas instalaciones de almacenamiento de calidad, pero las que ofrecen servicios de valor agregado individualizados como parte de un paquete completo tienen un éxito mucho mayor que el de la competencia. En el mercado actual, los clientes exigen servicios tales como seguimiento de inventario, esfuerzos de recuperación, servicios de exportación y transporte a lo largo de la cadena de suministro de frío. Buscan una sola empresa de almacén frigorífico para realizar todas las funciones.

Factores como altos niveles de servicio, menor costo, rotación de inventario más rápida, informes más rápidos y la capacidad de brindar a los clientes un servicio más rápido y eficiente también han impulsado el cambio. En lugar de operar simplemente como almacenes de desbordamiento, los almacenes refrigerados ofrecen mucho más a los clientes.

Las empresas de almacenamiento refrigerado están consolidando servicios, haciéndolos más convenientes y rentables para sus clientes. La instalación de almacenamiento ya no es solo almacenamiento. La instalación recibe productos frescos, los congela por explosión, obtiene certificados de exportación y sellos de aprobación del USDA. Los profesionales certificados en logística de terceros seleccionan y empacan los contenedores, consolidan la carga para su distribución y hacen todos los arreglos hasta que el envío sale del puerto.

Las empresas de alimentos también están siendo presionadas para abordar los desafíos que surgen en el transporte de alimentos. Afortunadamente, las redes de transporte global cada vez más eficientes están haciendo posible llevar alimentos desde lugares distantes a tiendas, restaurantes y hogares antes de que se echen a perder. A su vez, los fabricantes se benefician de una cadena de suministro de frío más desarrollada, optimizada y optimizada. Este eslabón de la cadena garantiza que no se vean agobiados por la gran inversión de mantener grandes cantidades de inventario.

Dado que las empresas de almacenamiento en frío tienen tanta flexibilidad, su potencial es ilimitado. A medida que los servicios de almacenamiento en frío se vuelven más importantes con cada día que pasa, el futuro creciente de tales instalaciones es difícil de negar. Un almacén frigorífico que ofrece logística de terceros es uno de los eslabones más importantes de la cadena de frío. Garantiza que los alimentos y productos más frescos y sanitarios lleguen a los estantes y a las mesas de la cocina.

Deja un comentario