agricultura en suelo no urbanizable en el parque natural

Ecologistas en Acción efectuará una evaluación y análisis en la comarca de la Subbética Córdoba sobre las creaciones en suelo rústico o no urbanizable. Comprender la verdad de este inconveniente es primordial, en tanto que representa la primordial causa de la alta conflictividad popular que existe contra el Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

Desde distintas colectivos se desea llevar a cabo opinar que es la agricultura el primordial enfrentamiento que existe en el Parque Natural, pero esto no es verdad, en tanto que el Parque representa una enorme ocasión de avance para bastantes campos, incluyendo el agrícola, y más que nada para los olivares de sierra y ubicados en fuertes atentos que se cultivan dentro del Parque. Si los labradores no se dan cuenta es por el hecho de que desde ciertos conjuntos políticos y asociaciones agrarias son engañados y manipulados.

El delta del Llobregat, un espacio de enfrentamientos

En parte importante de los espacios agrarios que todavía podemos encontrar en la zona metropolitana de Barcelona el territorio está descuartizado, de forma frecuente menospreciado por todo el planeta. Desde 1960 y hasta 1975, la fisonomía de la comarca del delta del Llobregat se convirtió radicalmente y su composición agrícola clásico se transformó en industrial y urbana. La aprobación del plan general metropolitano de 1976 dejó resguardar parte importante de espacios agrarios calificándolos de «suelo rústico de valor agrícola protegido», esto es, suelo no urbanizable, pero al unísono abría un elevado número de espacios para la urbanización. Por otro lado, el Plan Delta de 1994 pretendía consolidar la región del delta del Llobregat como primordial interfaz logística del sur de Europa, con actuaciones tan esenciales como el desvío del río Llobregat, la ampliación del puerto y la construcción de la tercera pista del campo de aviación, proyectos que se realizaron o que están en curso de ejecución. Ciertos ayuntamientos aguardan que con estas actuaciones varios espacios agrarios queden apartados y sea mucho más simple incorporarlos a los procesos de urbanización. Con la redacción de un plan particular y un plan de administración y avance como el Parc Agrari se quiere proteger el espacio agrario del delta y el valle bajo del Llobregat, tal como impulsar la actividad económica de las explotaciones agrarias, incluyendo los mecanismos de comercialización.

«Los labradores cada vez influyen menos en las resoluciones ligadas a la ordenación del territorio»

Deja un comentario