agricultura en castilla la mancha peso sobre el pib

/Redacción/

Extremadura y Andalucía, a la cabeza

Las distintas fuentes consultadas coinciden en la gran disparidad que en lo que se refiere a economía sumergida. Al paso que en Extremadura equivale a prácticamente un 30% del PIB, un 27% en la situacion de Andalucía, en La capital española es prácticamente la mitad, no excediendo el 16%. Son datos del Centro de Estudios Económicos (IEE), conseguidos de su último informe, de abril de 2021, que se apoya en estudios de Jordi Sarda Pons y también Ignacio Mauleón y de Ignacio Zubiri, Javier Fernandez-Macho y María del Carmen Gallastegui.

Para los especialistas, esta información es útil para comprender hasta qué punto España debe llevar a cabo un esfuerzo en el momento de achicar su economía sumergida si desea achicar su brecha fiscal con la media europea sin subir los impuestos. Es una crítica recurrente en el campo. Los datos señalan a que los españoles abonan menos impuestos que el europeo medio, con Eurostat estimando que la presión fiscal llega aquí al 41,1% del PIB, en oposición al 46,7% del grupo de la Unión Europea.

La Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y la Fundación Tierra de Vinyes han anunciado, en colaboración con Agrobank, un informe que resalta la importancia económica del campo vitivinícola en Castilla-La Mácula. Según el estudio, la vitivinicultura crea un valor añadido salvaje total mayor a los 740 millones de euros cada un año, y muestra un superávit comercial que se ubica sobre los 770 millones de euros cada un año de media en los últimos cinco años. El ámbito asiste para producir y sostener mucho más de 770 cargos laborales directos, indirectos y también inducidos a la economía castellanomanchega.

El estudio sobre relevancia económica del campo vitivinícola en Castilla-La Mácula es el primero de los reportes regionales en los que trabaja la Interprofesional del Vino de España. A lo largo de los próximos meses, la organización tiene pensado difundir el análisis de la relevancia del ámbito en otras zonas de este país.

Según el estudio, elaborado por Investigadores Financieros De todo el mundo (AFI), para la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y la Fundación Terra de Vinyes, la vitivinicultura crea un Valor Añadido Bárbaro total mayor a los 1.740 millones de euros cada un año, presentando un superávit comercial que se ubica sobre los 770 millones de euros cada un año de media en los últimos cinco años.

Deja un comentario