agricultura abastecimiento de agua en las tierras de los agricultores

 El 22 de marzo, Día Mundial del Agua, comenzamos con una sucesión de weblogs que vamos a compartir hasta el 22 de abril, el Día de la Tierra. En estas medites deseamos patentizar de qué forma el buen manejo del recurso hídrico es una forma de proteger nuestro mundo. ¿Por qué razón desde el enfoque ASA? Por el hecho de que sus herramientas y patentizas libres nos presentan enormes ocasiones que no se limitan al incremento de la eficacia agrícola, sino chocan aun mucho más disponibilidad de aguas subterráneas, que fueron el foco de atención de este Día Mundial del Agua, “realizar aparente lo invisible”. Conque en estos contenidos escritos vamos a visibilizar herramientas y proyectos en los que las aguas invisibles, sin las que la vida es imposible, han impactado en tomas de resoluciones, cosechas mucho más sanas y rebosantes, y restauración de panoramas en Centroamérica.

Por Fernando Vásquez

Suelos y humus

Para generar buenos cultivos es precisa la fertilidad de la tierra, con lo que es requisito sostenerla con bastante actividad biológica. En el momento en que la materia orgánica pasó por sus procesos biológicos y llega a su estado final de descomposición en el suelo, se compone con gigantes moléculas orgánicas parcialmente equilibrados que la ciencia llama humus.

El humus es un complejo abundante en minerales que, si bien libres en las plantas, no se lixivían con el agua.

agricultura

Esta substancia, aparte de guardar agua y nutrientes, es con la capacidad de retener ciertos metales pesados ​​e inclusive radiactividad, y como si fuera poco, pervive cientos de años en el suelo si no se la muestra al sol y al aire.

El valor del agua en la agricultura

La agricultura pertence a los campos económicos que tienen mayor participación en la utilización del agua, lo que representa precisamente un 70% del consumo global (Lázaro Fontana, 2012). El desarrollo de la población mundial, juntos con el temor a la carencia de alimento, comporta que los gobiernos y las considerables compañías se dirijan al control de la tierra, mientras que causan el movimiento de los pequeños campesinos de las áreas despobladas hacia las ciudades, a fin de que aquella tierra sea explotada, ignorando el valor de la tierra y el valor del agua en la agricultura.

En esta dirección es donde podemos encontrar el valor del agua en la agricultura. El agua se transforma en un recurso primordial para regar las ubicaciones de cultivo y preservar escenarios de producción aguardados, mientras que se garantiza el paso a las considerables explotaciones de la tierra. El vaciado de los cuerpos de agua por motivos como éstos causa daños sociales y ecológicos significativos.

Deja un comentario