a mayor edad media menor consumo eléctrico en la agricultura

El abaratamiento eléctrico y del petróleo calma los costos del agricultor en gasoil o fertilizantes, pero los productores relativizan el ahorro en las facturas a lo largo de la pandemia y lo atribuyen a componentes como el tiempo o el consumo mucho más bajo.

La inclinación a la baja de las fuentes energéticas, que repercute en la inflación y el índice de costes de consumo (IPC), asimismo se refleja en los costos agrícolas, y mucho más en un ámbito económico en el que los márgenes de provecho de sus expertos son ajustados, limitados por el valor en el origen de los alimentos.

LA AGRICULTURA EN LA ANTIGÜEDAD

El análisis de la agricultura desde la mirada económica en el periodo heleno debe comprenderse según los factores filosóficos que orientaron el orden económico de la temporada: I – Predominio de lo general sobre lo especial, o sea, el confort individual subordinado al confort colectivo; II – Igualdad ética, en este sentido el Estado heleno ideal estaría conformado por un cierto número permanente de pobladores, lo que facilitaría la preservación del orden popular; y III – desprecio por la riqueza, con lo que el aspecto fundamental del humano es su alma, seguido del precaución del cuerpo y, para finalizar, la riqueza.

El pensamiento filosófico en Grecia influirá en buena medida en las críticas económicas que brotaron en ese instante. La corriente individualista que enfrenta las causas del Estado y las del sujeto critica el desprecio por la riqueza y también empieza la rehabilitación de la actividad laboral. Otra vertiente individualista, cuya primordial exponente fue Aristóteles, critica el comunismo de Platón. No obstante, aun en conflicto con Platón, en lo que se refiere a la manera de organización popular protegida por este pensador, Aristóteles se aproxima con relación a el desprecio por la propiedad privada y la independencia individual. Esta visión de la economía ofrece un control demográfico para sostener el predominio del Estado sobre el sujeto. Aparte de estas 2 visiones de la economía citadas, se encontraba la corriente socialista que tenía a Platón como su primordial formulador. Aboga por la estructuración de un estado ideal, donde impere la justicia y el ciudadano dedique el máximo tiempo a la actividad política ahora los estudios de filosofía. De esta manera, los matices económicos tienen que limitarse al mínimo preciso. El trabajo manual no está incluido en esa composición socialista, los mercaderes y artesanos son ignorados y el agricultor es importante para el sistema.

Deja un comentario