10 ejemplos de ciencia y tecnologia en la agricultura

El desafío de acrecentar la eficacia en el agro chileno pasa finalmente por la incorporación de novedosas tecnologías a sus procesos productivos, que dejen progresar el desempeño de los cultivos y, al tiempo, achicar los costos de insumos y mano de obra .

En nuestro estudio Accionar del Cliente Agrícola 2016, pudimos relevar que un 34% de los labradores nacionales no invierte en equipamiento tecnológico. También, los que invierten, lo hacen con una mayor continuidad de 5 años. Por su lado, un prominente porcentaje de los labradores afirma efectuar las compras de tecnología en distribuidores habituales del agro, los que no tiene una oferta real de novedosas tecnologías para el ámbito.

Pulverizadores

La pulverización de los cultivos es una práctica vieja usada en todas y cada una de las fincas que se ocupan de la producción agrícola. No obstante, merced al avance tecnológico, pulverizar protectores y otros modelos en las plantaciones se convirtió en una labor mucho más eficaz y rápida.

Los distintos modelos de pulverizadores que hay hoy día son:

Datos derivados de los satélites

Los satélites están dotados de sensores que dan imágenes para la app de varios índices fantasmales.

Ciertos son el Índice de Vegetación Ajustada en el Suelo Cambiado (MSAVI), cuya función es reducir el encontronazo del suelo en el momento en que las plantas están en la primera etapa de avance.

Tecnologías agrícolas con técnica láser

Saber el más destacable instante para cosechar es ya una situación con una exclusiva técnica láser que dejará mejorar la cosecha.

Va a ser una vigorosa herramienta tecnológica para la agricultura, puesto que servirá para advertir el instante perfecto para cosechar sin dañar el cultivo y sin la necesidad de confiar en nuestra vista. Así, vamos a poder juntar el fruto en el más destacable instante tanto en gusto como en textura.

Sistemas para la navegación GPS

Los tractores dotados con sistemas para la navegación GPS cada vez son más comunes en el campo. Dejan mejorar trabajos agrícolas asimismo recurrentes como la siembra, el encurtido o la cosecha. Merced a la precisión de estos sistemas, dismuyen costos y optimización la eficacia al eludir dejar zonas sin tratar. Además de esto, han supuesto un incremento de la seguridad de los labradores en su trabajo períodico.

La instalación de sensores en los cultivos deja al agricultor comprender en el mismo instante el estado de su explotación. Se puede supervisar el nivel de humedad, el agobio hídrico, la temperatura, los restos de nitrogenados… De este modo, basado en esta medición y análisis de datos, los labradores tienen la posibilidad de tomar mejores resoluciones tanto precautorias como operativas.

Deja un comentario